Quórum de dos tercios

Foto: Agencia Uno

No hay acuerdo: PC quemó sus últimos cartuchos para convencer al FA de cambiar el quórum de 2/3

En su reunión semanal, realizada anoche, los integrantes de Apruebo Dignidad abordaron la posibilidad de modificar el quórum necesario para aprobar normas en la Convención. Mientras que el PC insistió en que lo mejor sería aplicar un requisito de votos de 3/5, en el Frente Amplio no cedieron ni un milímetro su postura de defender lo que definió el Acuerdo por la Nueva Constitución. No hay más chances de lograr un cambio de opinión en ninguno de los dos bandos.

Esta semana los opositores al quórum de dos tercios para aprobar las normas de la Convención Constitucional tienen su última chance para sumar adherentes. Esto porque, entre el miércoles 22 y el viernes 24, los convencionales votarán las indicaciones a su reglamento definitivo.

Si bien son varios los movimientos y grupos los que han marcado su apoyo o rechazo a este quórum, el mayor frente de batalla de la discusión se ha dado entre el Frente Amplio y el Partido Comunista, que hasta ahora han mostrado posiciones distintas respecto del tema.

Además, ambos colectivos han liderado las posturas a favor y en contra del quórum. En el Frente Amplio, lo han defendido a través de su presencia en la mesa de la institución con Jaime Bassa. Por su parte, el PC ha alineado a sectores como los escaños reservados, Pueblo Constituyente y movimientos sociales, logrando presentar una indicación conjunta para aplicar un requisito de votación de tres quintos.

Sin embargo, estas posiciones chocan con el mayor desafío de su coalición: mostrar unidad para tomar decisiones de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

De hecho, la semana pasada los representantes de los partidos tuvieron una reunión con su abanderado, Gabriel Boric, donde se comprometieron a resolver las diferencias de manera interna y actuando en conjunto. Pero esto no ha sido posible de lograr en todos los escenarios

Un fallido último intento para cambiar el quórum

En la misma instancia que congrega a los líderes de Apruebo Dignidad, pero del lunes de esta semana, los partidos del conglomerado tuvieron su última chance para llegar a un acuerdo.

En esta oportunidad no contaron con la presencia de Gabriel Boric, ya que el magallánico tuvo un corto paso por la Región de Arica para fomentar su campaña en regiones.

Esto, según afirman miembros del conglomerado, fue visto de forma inmediata como una dificultad para llegar a acuerdos, ya que el candidato tiene una mayor capacidad para congregar a su coalición.

En la reunión, que se dio anoche de forma telemática, el Partido Comunista propuso partir de inmediato con la discusión sobre los 2/3 en la Convención.

Según cuentan algunos miembros de la reunión, el PC comenzó planteando sus argumentos. Entre estos, pusieron el foco en que un quórum más bajo les evitaría posibles problemas futuros en la aprobación de normas constitucionales para las que hubiese un tercio en contra.

Desde el mismo PC, cuentan que la intención en esta reunión era recordarle a los frenteamplistas que ellos modificaron su postura sobre aplicar impuestos al cuarto retiro. Por lo tanto, planteaban, no podían volver a cambiar su postura de forma tan seguida.

De todos modos, los argumentos de los representantes comunistas se toparon con un muro en la reunión. Esto porque, a pesar de los argumentos del PC, en el FA se mantuvieron firmes en su postura: defender lo establecido en el acuerdo por la nueva Constitución, que el candidato Boric firmó.

Según cuentan miembros del Frente Amplio que participaron en la reunión, ya tenían conversado previamente no modificar su posición. Esto porque, según la tesis de ellos, modificar el quórum de la Convención podría contribuir a que ésta reciba ataques y pierda credibilidad.

Por esto, continúan en off the record las fuentes, el ímpetu con el que el PC comenzó la discusión se fue apagando lentamente. En no más de 30 minutos, los comunistas reconocieron que no lograrían su cometido de convencer a sus aliados

Desde el Frente Amplio comentan que, para cerrar el punto, los conglomerados acordaron que la medición de fuerzas sobre el quórum de la Convención se resolviera en el mismo organismo.

De esta forma, el PC quemó sus últimos cartuchos para buscar liderar la postura de su coalición sobre el quórum. En todo caso, en el partido dicen que mantendrán su postura en conjunto con las fuerzas independientes de la Convención, ya sea que logren los votos o no.

Por otra parte, ambos bandos hicieron un “pacto de no agresión”, con el objetivo de no enviarse mensajes a través de la prensa, ya que eso puede afectar el inicio de las campañas del conglomerado. De esta forma, buscan que la discusión por el reglamento llegue a su fin lo antes posible y puedan trabajar en conjunto las normas constitucionales.


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios