#ViernesLivianos César Parra, escritor: “Santiago tiene un potencial de lugar embrujado, muchos lugares encantados, para disfrutar de Halloween”

En la primera edición de #ViernesLivianos, conversamos con el escritor César Parra, autor de "Guía Mágica de Santiago", "Fantasmas y Casas Embrujadas de Chile" y "Diccionario de la Muerte" sobre lugares paranormales en Chile.

Ad portas del Halloween, en esta primera edición de #ViernesLivianos, un espacio para hablar de ciudades, cultura, deporte y mucho más, conversamos con César Parra, autor de “Guía Mágica de Santiago” (2005), que pretende dar cuenta de una gran cantidad de sucesos paranormales ocurridos en la capital desde La Colonia.

Parra, también autor de “Fantasmas y Casas Embrujadas de Chile” (2009) y “Diccionario de la Muerte” (2011), dio una serie de consejos para pasar el feriado y contó sus propias experiencias con actividades paranormales y la muerte.

Frases destacadas

“Grupos animalistas y amigos veterinarios me han dicho que se evita adopción de gatos negros por rituales de brujería y satanismo en Halloween. Es el lado más oscuro”.

“No hay cementerio que no tenga su novia. Una leyenda de la novia. Algún mausoleo, sepultura, de una novia, de una chica que se suicidó camino al altar, o la mataron. En todos los cementerios del mundo. Aquí esta Orlita Romero, que murió camino al altar, se tropezó con los escalones”.

“También la leyenda de la llorona, esos llantos nocturnos en todos los cementerios, o el grito de un niño, siempre hay algo que impresiona”.

“En mi libro hubo un redescubrimiento del caso endemoniada de Santiago, una posesión satánica. Fue a mediados siglo XIX, sin luz eléctrica, en un Santiago victoriano; la iglesia debe hacerse cargo del caso, los médicos racionalistas se dividen por el tema”.

“Hace poco me llegó un audio, un video, de una hija que capta momento exacto de muerte de madre agónica; se oyen voces que incitan a la madre que den el paso: le dicen muere, muere, muere. Cuando muere, suena una canción en la radio que se prendió sola: es ‘Ay llorona’, en una versión antigua”.

“Yo disfruto el miedo, la adrenalina se ha convertido en una droga, no la cambio por nada. Cuando miras el fenómeno (paranormal), es imposible que el fenómeno no te mire a ti”.

“La muerte es un tren donde todos estamos arriba”.

“La medalla de San Benito es infalible, transversal, muy buen amuleto”.

“El escapulario también es muy bueno, y la gente lo mira a huevo”.

“Hay varias partes. En el norte, obviamente los campos batalla Guerra Pacífico, las salitreras abandonadas, que son buenas para pasar un sustito; también escuchar la nostalgia del desierto. En el centro, ir a Salamanca: en los años 40, la gente se encerraba porque se aparecía la llorona en la calle. Más al sur, el pueblito de Aquelarre. También los cementerios chilotes, son islas, son preciosos. Cerca de Aysén, la Isla de los Muertos, la más misteriosa del país, allí 200 trabajadores murieron no se sabe de qué. En Punta Arenas, la belleza del cementerio Sara Brahms”.

También puedes leer: #DosisConstituyente Jaime Bassa: “Kast sería el escenario más difícil para la Convención Constitucional y para el país”


Volver al Home

The Clinic Newsletter
Comentarios