Foto: Agencia UNO

El hombre feliz que no estaba en guerra con nadie: Iturriaga es el nuevo Comandante en Jefe del Ejército

El nombramiento de Iturriaga llega en medio de la investigación por un millonario fraude al interior de la institución castrense.

El Presidente Sebastián Piñera nombró al general Javier Iturriaga del Campo -el mismo que asumió como jefe de la Defensa Nacional durante el estallido social y que pasó a la historia por su frase “soy un hombre feliz”- como nuevo comandante en jefe del Ejército.

El militar asumirá como máxima autoridad de la institución castrense a partir del próximo 9 de marzo del 2022, en reemplazo del general Ricardo Martínez, y se extenderá por cuatro años.

Durante el anuncio, el Presidente Piñera destacó que Iturriaga “tiene una larga, valiosa y amplia experiencia profesional en el mundo del Ejército. Ha ejercido labores de mando, ha tenido experiencia académica, ha sido subjefe del Estado Mayor General del Ejército y desde hace algún tiempo se desempeña como jefe del Estado Mayor Conjunto”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Baldo Prokurica, le deseó “el mayor de los éxitos” en el cargo, y lo envistió con “la misión que la patria le ha encomendado durante los próximos cuatro años, y que dice relación con mantener al Ejército en los más altos niveles de profesionalismo y operatividad posibles”.

Sin embargo, su nombramiento llega en medio de una investigación por un millonario fraude al interior de la institución castrense, encabezada por la ministra en visita Romy Rutherford.

El general Iturriaga tiene 56 años. Ingresó a la Escuela Militar en 1980 y se graduó como integrante en el Arma de Infantería. Es oficial de Estado Mayor y cuenta con la especialidad de comando, paracaidista y profesor militar de la Academia. Además, es magíster en ciencias militares de la Academia de Guerra del Ejército.

Durante el 2017, asumió por primera vez como Jefe de la Defensa Nacional en la Región del Maule, en el marco de la ola de incendios que afectó a la zona. Dos años después asumió el mismo cargo en la Región Metropolitana, con ocasión del estallido social.

Esa tarde del 19 de septiembre, Iturriaga sorprendió con su tono menos beligerantes que había mostrado Piñera. Recomendó a las personas pasar el fin de semana en sus casas y ver el clásico entre Católica y Colo Colo. “El partido del domingo esperamos que se dé, que sea un momento de alegría para el país y quizá podamos ver a un nuevo campeón. No soy de la Católica, en todo caso”, dijo en aquella ocasión.

Al día siguiente, el partido fue suspendido y el general nuevamente sorprendió. Durante el balance del toque de queda, fue consultado sobre la frase del mandatario, quien había dicho que “estamos en guerra contra un enemigo poderoso”. “Mire, yo soy un hombre feliz y la verdad es que no estoy en guerra con nadie”, respondió Iturriaga aquella vez.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios