clean coins

Crean los “clean coins” para quien ayude a recoger la basura en Israel

Más que una criptomoneda, los cleancoins implican una forma de crédito de intercambio que ya cuenta con miles de usuarios.

En el verde valle que linda con su pequeña ciudad del norte de Israel, Elishya Ben Meir pasea a su perra Luna y recoge a su paso basura abandonada, que ha localizado a través de una aplicación móvil que premia su gesto con “clean coins”.

En esta tarde de otoño, Elishya coloca en una bolsa de plástico lo que ha encontrado ese día: envases de alimentos, botellas de plástico, cartones y una gran botella de cristal.

Por cada bolsa que llena y tira a un contenedor de basura Elishya recibe diez +Clean Coins+, nueva moneda virtual lanzada por una start-up israeli, del mismo nombre, y que podrá gastar en tiendas asociadas.

“Allá donde mire, veo basura” se lamenta esta joven de 18 años, de ojos azules y cabello rubio. “La gente bebe, hace barbacoas, y deja todos sus restos, es algo muy desagradable, y huele mal”.

Pero antes de tirar su bolsa en el contenedor de basuras que se encuentra a algunos metros, la joven fotografía lo recogido, para demostrar su labor. “Hoy he ganado unos 30 +Clean Coins+” se felicita.

Monedas y “puntos negros”

“Cada punto negro en un mapa representa un punto de basura señalado por un usuario” dice mostrando su teléfono Adam Ran, de 35 años, cofundador y director general de +Clean Coin+ en las oficinas de la start-up en Haifa, ciudad portuaria al norte del país.

“Tenemos más de 16.000 usuarios, de los que 1.200 están activos cada semana” prosigue Gal Lahat, de 21 años, cofundador y director téprogresióncnico.

La plataforma ha sido ideada como una busca del tesoro, con diferentes niveles y puntos, dice. “Uno puede ver su progresión respecto a otros usuarios. Queremos que sea como un juego”.

Y la retribución incita a cada cual a hacer un gesto en favor del medio ambiente, asegura.

“Desde luego que ello motiva” confirma Elishya, sobre todo cuando se trata de limpiar lugares particularmente sucios. “Es beneficioso para la naturaleza, y yo saco provecho de ello también” dice la joven, que ha ido a cambiar sus +Clean Coins+ por una camiseta en una tienda de ropa de surf en Haifa.

Todos contra la basura

+Clean Coin+ no es una típica criptomoneda sino una especie de crédito de intercambio que premia una buena conducta ecológica.

Mas de 25 empresas “comprometidas con el medio ambiente” se han sumado a la red, destaca Adam Ran. Los usuarios pueden adquirir objetos, y también “pagar” actividades como escalada en sala o disfrutar de noches en hoteles afiliados

La moneda virtual está subvencionada por varios organismos privados y públicos, especialmente municipios y consejos regionales, que ven en ella una forma de optimizar la gestión de la basura, un verdadero problema en Israel.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios