Agencia EFE

Condenan al “chamán de QAnon” a 41 meses de cárcel por el asalto al congreso en EE.UU.

Este miércoles se dictó la condena a Jacob Chansley, conocido como el "bisonte" o "chaman" de la agrupación de ultraderecha QAnon. El sujeto que entró al capitolio a torso desnudo y con un sombrero de piel con cuernos deberá pasar más de tres años en prisión.

Este miércoles se dictó sentencia contra Jacob Chansley, conocido como el “chamán” del grupo ultraderechista QAnon, que irrumpió en el capitolio en medio del proceso de certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de EE.UU.

El tribunal federal estadounidense, encabezado por el juez Royce Lamberth, calificó como “grave y terrible” el accionar de Chansley, por lo que no se justificaba una condena menor a los 41 meses de cárcel.

En un principio los fiscales a cargo del caso solicitaron una pena de 51 meses de presidio para el denominado “Chamán de QAnon“. Sin embargo, el juez tuvo presente el arrepentimiento del sujeto y consideró que el acusado demostró estar “en el camino correcto”, debido a la cooperación que tuvo en la investigaci´on.

Chansley, que ya se había declarado culpable en septiembre, declaró en el juicio que no existía excusa que justificara su actuar.

A la pena que deberá cumplir se le descontará el tiempo que ya lleva recluido en prisión desde el 9 de enero de 2021, donde le diagnosticaron esquizofrenia transitoria, trastorno bipolar, depresión y ansiedad. 

En el proceso judicial, Chansley se mostró arrepentido de su actuar: “La parte más difícil de esto es que sé que tengo la culpa. Pensé que me iban a meter 20 años en confinamiento solitario”.

Irrupción en el capitolio

El pasado 6 de enero de 2021, mientras se discutía la ratificación del presidente electo Joe Biden, una turba de manifestantes pro Trump irrumpió en la sede del congreso americano.

La manifestación que inició en el mitin Save America en el parque público de La Elipse, y culminó con la toma del capitolio por varias horas, dejó varias postales que dieron la vuelta al mundo.

Entre los registros que se difundieron estaba el de un hombre con la cara pintada con los colores de la bandera estadounidense, un sombrero de piel con cuernos y una bandera.

Los manifestantes que fueron alentados por el discurso de Donal Trump, se enfrentaron a los policías que se encontraban resguardando el capitolio, quienes no pudieron impedir el paso de la turba.

Una de las postales más replicadas del asalto fue la del “Chaman” sentado en el puesto del presidente de la cámara del congreso estadounidense.

El asalto tuvo un saldo de más de 600 personas imputadas por hacer ingreso a la fuerza al capitolio. La sentencia de Chansley se suma a la de un hombre que fue condenado por el mismo juez por golpear a un policía en medio de la toma.

The Clinic Newsletter
Comentarios