Gabriel Boric da un discurso en su comando tras pasar a segunda vuelta

A la caza del votante de Parisi y afinar el discurso de migraciones: el desencantado análisis del comando de Boric para salvar la segunda vuelta

Tras pasar al balotaje en un inesperado segundo lugar -superados por la candidatura de José Antonio Kast-, ya comenzaron las primeras reflexiones para sobreponerse al balde de agua fría. Una muestra de ello la dio el abanderado de Apruebo Dignidad en su discurso tras los resultados de los comicios, donde dijo que hablarían con los votantes del economista y candidato telemático, asegurando una preocupación "implacable" contra la delincuencia.

“¡Vamos, vamos, que en segunda vuelta lo ganamos!”. Esa fue la arenga con que la actriz Mariana Loyola inauguraba -junto a Beatriz Sánchez- el escenario donde Gabriel Boric dio su discurso de celebración por haber pasado a segunda vuelta.

En respuesta, el público -repleto de adherentes de Boric- respondió gritando dos consignas: “¡Se siente, se siente, Boric Presidente!” y “no al fascismo, no al fascismo”. 

Lo cierto es que, al interior del comando, la sensación era de incertidumbre. Representantes del círculo cercano del magallánico comentan que si bien se esperaban una victoria de José Antonio Kast, pensaron que sería una diferencia menor; más similar a un empate o, al menos, que fuera menor a dos puntos de diferencia.

Sobre todo, una inquietud importante para quienes apoyan al legislador es que no logró superar notoriamente los sufragios que obtuvo de manera individual en la primaria legal de su coalición, donde llegó a 1,7 millones. En esta ocasión –con el 92,96% de las mesas escrutadas– Boric llegó a 1.746.892 de electores. Parejito.

Pero lo más preocupante para el comando no fueron sólo los votos de Kast, sino la sumatoria de los votos obtenidos por la derecha: Kast 27,95%, Sebastián Sichel 12,69% y Franco Parisi 12,9%, lo que suma un 53,54% 

En cambio, los votos de la centro izquierda no fueron tan alentadores: Yasna Provoste quedó cuarta con un 11,66% y Marcó Enríquez-Ominami penúltimo con un 7,61%, lo que junto a Boric suma un 45%.

Con estos resultados, el comando de Boric tiene una conclusión: hay que ir a buscar al electorado de Parisi.

Los resultados de la primera vuelta presidencial dejaron una conclusión clara en Apruebo Dignidad: hay que pensar cómo ir a buscar al votante de Franco Parisi.

Eso sí, aún no tienen una estrategia resuelta para ir tras esos votos, dado a que ese votante es visto como gente que tiene una mayor preocupación por la actividad económica, es decir, mantener los puestos de trabajo, y por garantizar el orden y la seguridad del país.

Sin embargo, ven un punto a favor: se trata de un electorado que sí quiere cambios y que está decepcionado de la gestión del Presidente Sebastián Piñera. En ese sentido, el objetivo para cuando la cabeza esté más fría y con los resultados finales en mano -incluyendo a las parlamentarias-, será estudiar bien cómo ofrecer cambios que entusiasmen a ese electorado.

El discurso del abanderado frenteamplista tuvo una señal directa a ese universo de votantes. Primero, llamó a no caer “en ningún ninguneo, en ningún desprecio por quienes optaron por otras alternativas”.

Luego, de forma más directa dijo: “a los votantes de Franco Parisi… queremos hablar con ustedes. Y queremos decirles a todos quienes le temen a la delincuencia que vamos a estar con ustedes, que seremos implacables”, agregó.

De cualquier forma, aquel discurso que el abanderado enunció para sus seguidores -que gritaban y aplaudían tras cada estrofa dicha por Boric-, también fue visto de forma crítica al interior de su círculo cercano.

Lo anterior, producto de que en sus palabras todavía sigue hablándole a un elector ya convencido con su proyecto político, sostienen las fuentes. Hechos como hablar de “la Bea” -por Beatriz Sánchez- o de “la Gladys” -la histórica líder comunista en los años noventa, Gladys Marín- son apuntados como una forma que no ayuda a dotarle de seriedad a su figura como posible Presidente de Chile.

El mea culpa en Apruebo Dignidad: afinar el discurso migratorio

De todos modos, en Apruebo Dignidad están lejos de pensar que la única clave estará en el electorado del candidato que hizo campaña sin pisar Chile. Más bien, hay tres puntos que consideran importantes para el balotaje: un pacto con la ex Concertación, reforzar la presencia en los territorios, y afinar el discurso migratorio.

Además, de forma más optimista, varias fuentes de los partido de Apruebo Dignidad comentan que a Gabriel Boric le ha ido mejor siendo el “Under Dog”. Es decir, cuando ha sido el candidato menos preferido, ha tenido un mejor margen de crecimiento.

En Apruebo Dignidad ven tres desafíos para la segunda vuelta: acercarse a la ex concertación, un mayor despliegue de líderes municipales y mejorar aspectos programáticos como la migración.

Lo anterior quedó plasmado en un párrafo del discurso del magallánico: “no va a ser la primera vez que partamos desde atrás. Lo hicimos cuando luchamos por la educación y no nos creían. Lo hicimos también cuando rompimos el binominal, lo hicimos para la junta de firmas, lo hicimos para las primarias y no me cabe ninguna duda de que lo vamos a hacer para esta segunda vuelta con unidad”, aseguró.

En el primer punto clave de cara al balotaje, Gabriel Boric ya cuenta con el apoyo explícito del Partido Socialista, donde su presidente, el senador Álvaro Elizalde, definió que “apoyaremos sin ninguna negociación a Gabriel”. En ese sentido, el diputado contará con la coalición que siempre quiso: una unión de fuerzas entre el PC, el Frente Amplio y el PS. 

Sin embargo, el desafío es más grande. Las fuentes al interior del comando afirman que el resultado actual los fuerza a buscar una alianza que incluya a la Democracia Cristiana. Y si bien la mayoría de los representantes de AD ven como algo lógico que Nuevo Pacto Social les de su apoyo absoluto, asumen que son ellos quienes deben acercarse a ese mundo y “llevar el vino tinto para conversar”, según dicen a modo de analogía. 

La segunda prioridad estará en reforzar el despliegue territorial. Sobre eso, varios alcaldes frenteamplistas que estuvieron en la celebración de Boric reconocen que no pudieron aportar mucho en la campaña, ya que se encontraban reordenando sus propios municipios.

Representantes de Apruebo Dignidad reconocen que, para la segunda vuelta, necesitarán un mejor despliegue de los líderes municipales. Con esto, apuntan principalmente a darle más fuerza a la figura de Macarena Ripamonti.

En ese sentido, comentan que la clave estará en que puedan transmitir el mensaje de Apruebo Dignidad en los gobiernos locales. Pero también será darle más protagonismo en las vocerías de los alcaldes y alcaldesas del bloque. Con esto, las fuentes se refieren principalmente a darle mayor presencia a la alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti (RD). 

El último punto tiene que ver con algo más programático: hacer modificaciones a la propuesta de migración desarrollada por Apruebo Dignidad. Esto porque Gabriel Boric tuvo sus peores cifras en las regiones del norte del país -con amplia holgura para las candidaturas de Kast y Parisi-, donde la crisis migratoria es de las principales preocupaciones del electorado.

Eso sí, en el comando no se atreven a adelantar ningún cambio concreto, puesto que esperan tener los resultados en mano de la distribución que definitiva que logren en el Congreso. 

¿Cuánto estará Apruebo Dignidad disponible para hacer concesiones al plan de gobierno del ex dirigente estudiantil? Esta pregunta será parte de las discusiones internas del bloque, donde -en todo caso- ya hay criterios preliminares.

Prueba de ello fueron las opiniones de la convencional Constanza Schönhaut (CS) en el programa Tolerancia Cero de Chilevisión. “Probablemente vamos a tener conversaciones (…) pero también teniendo claro que, por tratar de ganar una elección, no vamos a renunciar a lo que representa nuestro proyecto político”, dijo la constituyente por el Distrito 11.


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios