Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

9 de diciembre de 2021

Otra victoria para la comunidad LGBT: Juzgado de Punta Arenas reconoció a dos mujeres como madres de un niño

Agencia Uno

En un histórico fallo, la justicia reconoció como madres de un niño a una pareja de mujeres. el menor fue concebido por técnica de reproducción asistida. Esta sentencia es inédita en la Región de Magallanes, sin embargo han existido casos similares en el resto del país.

Por

En un histórico fallo, la justicia reconoció como madres de un niño a una pareja de mujeres. Esta sentencia es inédita en la Región de Magallanes, sin embargo han existido casos similares en el resto del país.

Dos horas antes de que se anunciara la aprobación del matrimonio igualitario, un privado triunfo para la comunidad LGBT+ se celebraba en una casa de Punta Arenas.

La justicia reconocía a Gabriela Román Amarales y María Belén Opazo Pizarro como madres de un niño ante la ley. Silvestre Román Opazo, que fue concebido por técnica de reproducción asistida, se convirtió así en la primera persona de Magallanes en tener legalmente dos madres.

Ambas aseguran que el mayor de tres hermanos siempre las reconoció a ambas como madres, pero que a pesar de eso su hijo estaba siendo discriminado por el Estado de su país. En el comunicado que la familia entregó a la prensa destacaron que la justicia determinó que era un niño plenamente feliz.

Este histórico hecho terminará por hacerse realidad durante los próximos días, cuando el infante sea inscrito en el Registro Civil como hijo de Gabriela Román y María Belén Opazo. En el comunicado informaron que ahora su intención es casarse para que los hermanos mellizos de Silvestre no tengan que vivir el mismo proceso.

Otras victorias

El año pasado se hicieron públicos dos casos de fallos judiciales que reconocieron a familias homoparentales. Un caso fue el de Gigliola Di Giammarino y Emma de Ramón, quienes pudieron conseguir esta sentencia a través de un vacío legal. Di Giammarino demandó a su pareja por reconocimiento de afiliación. 

Otro caso fue el de dos padres, uno de nacionalidad estadounidense y otro chileno, quienes se casaron en Estados Unidos y adoptaron dos hijos. La justicia determinó en 2017 que ambos eran padres de Attilio, el niño. A pesar de eso, pudieron inscribirse en el Registro Civil como tal recién en 2020. 

VOLVER AL HOME

Temas relevantes

#Diversidad#lgbt

Notas relacionadas

Deja tu comentario