Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Convención

30 de diciembre de 2021

Cinco mujeres para reemplazar a Elisa Loncón: fortalezas y debilidades de las candidatas a presidir la Convención

Cinco mujeres para reemplazar a Elisa Loncón

El próximo martes 4 de enero del 2022, la mesa directiva de la Convención Constitucional, que hasta el momento lideran Elisa Loncón y Jaime Bassa, se renovará por completo. Hasta el momento, sólo han surgido nombres de mujeres para ocupar el máximo cargo en el órgano constituyente. The Clinic te muestra quiénes son y cuáles son sus chances de lograr su cometido.

Por

La histórica escena de la instalación de la Convención Constitucional está a poco de repetirse. El próximo martes 4 de enero, los convencionales elegirán a una nueva mesa directiva para presidir la Convención, es decir, a los reemplazantes de la presidenta Elisa Loncon, y el vicepresidente Jaime Bassa.

Los convencionales salientes de la mesa directiva tuvieron que hacerse cargo de la instalación del órgano, las metodologías de trabajo y sortear las dificultades propias de una institución inédita.

En cambio, para este segundo periodo, la nueva mesa directiva tendrá el desafío de que la Convención termine su cometido con plazo máximo en Julio del 2022, para que la propuesta de una nueva Carta Fundamental sea aprobada por la ciudadanía en el Plebiscito de salida.

Hasta el momento varios nombres se han confirmado como candidatos y candidatas al cargo, todas mujeres de sello progresista: Cristina Dorador, Patricia Politzer, Beatriz Sánchez, Romina Reyes y Bárbara Sepúlveda Aquí, The Clinic te muestra qué factores pueden incidir en su elección.

Cristina Dorador: una alternativa medioambientalista a presidir la Conveción

La primera convencional en hacer públicas sus intenciones de presidir el órgano constituyente fue Cristina Dorador.

Electa como independiente por el distrito 3 en la Región de Antofagasta, donde nació, es representante del colectivo Movimientos Sociales e integra el grupo de los eco constituyentes, quienes promueven cambios profundos en materia medioambiental.

Justamente, la formación de Dorador está ligada al medio ambiente y la naturaleza. Es licenciada en biología, doctora en Ciencias Naturales y especialista en Microbiología del Instituto Max Planck de Limnología y la Universidad de Kiel en Alemania.

En la convención ha promovido la protección del medio ambiente y ha buscado impulsar la investigación científica. Por eso, ingresó a la comisión de Sistemas de Conocimiento, Ciencia y Tecnología, Cultura, Arte y Patrimonio, donde es coordinadora junto al convencional Ignacio Achurra (Convergencia Social).

Cristina Dorador tiene como puntos a favor una actitud dialogante y el factor simbólico de que la Convención sea dirigida por una científica en plena crisis climática.

Dorador tiene como factores a favor para presidir la mesa una actitud dialogante, en la que mantiene firmes sus posturas, pero está dispuesta a escuchar a todos. Además, sus defensores destacan el simbolismo de otorgarle el cargo a una representante del mundo de las ciencias naturales en plena crisis climática.

Sin embargo, al no ser una representante proveniente de las estructuras partidistas, podría convertirse en una dificultad para ella lidiar con las tensiones propias del segundo tiempo de la Convención, donde el texto constitucional se irá puliendo y en el que las posturas más radicales comienzan a posicionarse con mayor fuerza.

Patricia Politzer: transversalidad y (¿mucha?) moderación para presidir la Convención

Casi al mismo tiempo que Dorador, la convencional Patricia Politzer también explicitó su disposición para asumir el cargo.

Politzer fue electa por el distrito 10 por el colectivo Independientes no Neutrales. Es periodista de la Universidad de Chile, con paso por radio Cooperativa, revista HOY y diario La Época. Encabezó el Consejo Nacional de Televisión y fue directora de prensa de TVN. Además, integró el directorio de Educación 2020.

En la Convención es una de las integrantes de la comisión de Comunicaciones, Información y Transparencia. Además, participa en la comisión de Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral.

Para la instalación del órgano también fue una de las opciones a presidir la mesa, obteniendo cerca de 20 votos, incluyendo algunos provenientes de convencionales de derecha.

A pesar de que el domicilio político de Patricia Politzer está en la centro izquierda, convoca apoyos de parte de la derecha. En julio se candidateó al cargo obteniendo 20 votos, algunos de ellos de Vamos por Chile.

Justamente ese último factor la posiciona como una candidata al cargo. Esto porque, a pesar de que su domicilio político está más cercano a la centro izquierda, es una figura transversal con apoyos que van desde la centro derecha hasta los grupos identificados con la ex Concertación.

Sin embargo, su figura choca con las posturas más radicales al interior del órgano, ya que carece de sintonía con representantes de la ex Lista del Pueblo o de Chile Digno, por ejemplo.

Beatriz Sánchez: dudas ante la hegemonía del FA para presidir la Convención

La ex abanderada presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, fue anunciada como la candidata del grupo para el cargo de presidenta. La periodista es una de las figuras más potentes del FA, ya que fue quien los puso por primera vez en la órbita presidencial en el año 2017.

En la Convención integra la comisión de Principios Constitucionales, Democracia, Nacionalidad y Ciudadanía.

Beatriz Sánchez puede unir a los sectores más radicales y más moderados, en la Convención han apuntado a que el órgano lo debe dirigir alguien de un conglomerado distinto al Presidente de la República.

De todos modos, varios grupos de constituyentes se han mostrado en contra de que el Frente Amplio vuelva a tener un cargo en la mesa. Benito Baranda, por ejemplo, aseguró que “corresponde que el poder constituido esté separado del poder constituyente. El presidente y vicepresidente de la mesa debieran ser de otras coalición a la del Presidente de la República, para que se mantenga esa distancia”, sostuvo el constituyente de Independientes No Neutrales.

Sin embargo, un punto a favor para Sánchez está en que el Frente Amplio es considerado como un nexo entre las posturas más moderadas de la centro izquierda -como INN y el PS- y las más duras del PC, Pueblos Originarios y Pueblo Constituyente.

Ramona Reyes: origen mapuche vinculada a la ex Concertación

Desde el Colectivo Socialista, también apuntaron a que una mujer presida la Convención, a través del nombre de Ramona Reyes.

Fue elegida por el distrito 24 en la Región de Los Lagos. Allí fungió como alcaldesa de Paillaco, donde ejerció desde el 2008 hasta el 2021, cuando renunció al sillón edilicio para postular como convencional.

Proviene del área de la Salud, donde ejerció como matrona en Paillaco, su pueblo natal. En 1996 asumió como directora del Departamento de Salud Municipal y desde 2004 en adelante ha sido concejala y alcaldesa de esa ciudad.

Integra la comisión -tome aire- “Forma de Estado, Ordenamiento, Autonomía, Descentralización, Equidad, Justicia Territorial, Gobiernos Locales y Organización Fiscal”.

Ramona Reyes, la candidata del PS, se posiciona de buena manera por su experiencia en gobiernos locales. Además, su origen mapuche permite pensar en que será del agrado de los escaños reservados.

Con estos antecedentes la convencional PS se posiciona como una mujer de experiencia en dirigir equipos e instituciones con experiencia en gobiernos locales, factores que la dejan como una buena carta para enfrentar el desafío de sacar adelante la Carta Fundamental en conexión con los territorios.

Además, cuenta con cierto ascendiente entre los representantes de los Pueblos Originarios. A pesar de que no postuló por escaños reservados, es de origen Mapuche.

Sin embargo, a sectores como el Chile Digno y Pueblo Constituyente no les atrae mucho que una representante socialista lidere la Convención, ya que en este órgano son observados como un sector más moderado, –vinculada a los criticados “30 años”-, respecto de los cambios constitucionales profundos a los que aspira la izquierda de la Convención.

Bárbara Sepúlveda: la revancha y la distancia de los moderados

Hasta el momento, la única postulante proveniente de la izquierda más firme es la convencional PC Bárbara Sepúlveda.

Sepúlveda es una de las representantes de la nueva camada de militantes del PC, proveniente de la lucha estudiantil y, sobre todo, del movimiento feminista.

Fue directora ejecutiva del Observatorio contra el Acoso Callejero en 2016 -Ocac- y tuvo el mismo cargo en la Asociación de Abogadas Feministas (Abofem), que ayudó a fundar.

Además, la militante comunista cuenta con un exquisito currículum. Es abogada de la Universidad de Chile, con magíster en Derecho Público en esa casa de estudios y otro magíster en Género de la London School of Economics and Political Science de Inglaterra.

Sepúlveda está buscando su revancha para llegar a la mesa de la Convención. Esto, luego de que en la conformación de la primera directiva quedara fuera por no contar con el apoyo de quienes se suponía eran sus aliados: el Frente Amplio.

Tanto Sepúlveda como Beatriz Sánchez forman parte del mismo conglomerado, Apruebo Dignidad. Sin embargo, sus candidaturas por separado evidencian que la química entre el PC y el FA en la Convención no es tan fuerte como en la escena presidencial.

Así lo dejó en claro el convencional y compañero de militancia de la candidata comunista, Marcos Barraza, quien en un punto del miércoles 29 de diciembre, afirmó que «Chile Digno debiese tener una opción de ser parte de la presidencia o vicepresidencia ejecutiva», con lo que marcó una diferencia clara con el FA destacando la coalición interna que tiene el PC.

Su militancia y cercanía con la directiva del PC la alejan de ser una opción viable para los sectores más moderados de la Convención, con quienes mantuvo diferencias, por ejemplo, en el debate por el quórum de dos tercios para aprobación de normas constitucionales. Diferencias atizadas con sus pares del FA.

Sin embargo, podría contar con el apoyo de los sectores de izquierda de la institución. Junto a su amplio currículum y experiencia dirigiendo equipos de trabajo con perspectiva feminista, le abren un espacio para ser considerada como una alternativa, incluso, para los sectores más cercanos al centro político.


VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario