Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cosecha Propia

23 de Febrero de 2022

María de los Ángeles Guerra y Carlos Humberto Caszely: Una historia de amor Monumental

María de los Ángeles Guerra

El pasado martes se dio a conocer el fallecimiento de la ex tenista María de Los Ángeles Guerra quien mantuvo un matrimonio de 49 años con el exfutbolista Carlos Caszely. La mujer había sido diagnosticada con un cáncer de columna y, en los últimos días, él renunció a sus compromisos laborales para cuidar la salud de su esposa. Aquí cercanos al matrimonio hablan sobre los inicios y el desarrollo de un amor inquebrantable, de esos que hoy escasean.

Por

Hay canciones que son eternas. Y que se la asignamos inconscientemente, como si se tratara de etiquetas, a las personas que nos rodean. En el caso de Carlos Caszely y María de los Ángeles Guerra una de esas canciones que parecía pertenecerles era Alone again (Naturally) de Gilbert O’Sullivan, lanzada en 1971, justo en la época en que se conocieron y en la que su amor comenzaba a brillar.

La canción, cuya melodía inspira una mezcla de amor, ternura y melancolía, trae a la memoria de la periodista Lucía López, por ejemplo, a sus tíos Carlos y María de los Ángeles.

Así lo contó hace poco más de una semana en su programa de radio Estación Central, en donde evocó la imágenes de ambos que le llegan a su cabeza cuando escucha las notas de la canción.

“Esta canción en particular yo estaba un día escuchándola en la casa de ellos y Carlos se empieza a alertar, a mirar para todos lados. Yo no entendía que pasaba con la canción. Y de repente, dos ventanas más allá se asoma Mari“, relató en su espacio radial.

“Esta era una canción que para ellos desde que eran jóvenes, un tiempo que por las pegas y los estudios tuvieron que separarse, les recordaba el amor que se habían prometido en esa época“, agregó Lucía en su programa aludiendo a un compromiso de amor inquebrantable que tanto su tío Carlos como su tía Mary defendieron con uñas y dientes durante su vida.

Un amor que hoy, a un día de la muerte de María de los Ángeles producto del cáncer, ya trasciende la barrera del tiempo. Un amor que ya es eterno.

Compañeros de clases

Hoy costaría imaginar que dos ídolos de los clubes más populares del fútbol chileno y una de las tenistas con mayor proyección nacional hubiesen compartido carrera, asignaturas y salas en una universidad. Pero eso pasó.

A inicio de los años 70 el mediocampista y multicampeón de la Universidad de Chile y Unión Española Francisco Las Heras, el ilustre delantero y máximo goleador de Colo Colo Carlos Caszely y la destacada tenista María de los Ángeles Guerra fueron compañeros en el Instituto de educación física Deportes y Recreación.

Allí fue donde el matrimonio Caszely- Guerra se conoció. Francisco Las Heras, quien asegura que la rivalidad entre los equipos de él y Carlos Caszely se difuminaba en la universidad, abriendo el camino para una amistad, lo recuerda bien.

“Éramos los tres compañeros, ellos en un momento determinado comenzaron a pololear y tal como lo ha dicho él siempre, ella se convirtió en el amor de su vida. Empezaron a pololear, se casaron y no se separaron más. Fueron casi 50 años juntos. Desde la época que entraron a la universidad“, recuerda.

El nacimiento del amor fue frenético. Carlos Caszely en ese tiempo ya era el máximo ídolo del fútbol chileno. A la altura de pocos. Y ser su pareja no era fácil. Algo que quedó en evidencia en una entrevista que El Rey del metro cuadrado dio a la Revista Paula junto a María de los Ángeles apenas siete meses después de conocerse y poco tiempo antes de casarse.

En la publicación se define a María de los Ángeles como “una linda muchachita morena de voz suave y ojos expresivos”. Así la recuerda Francisco Las Heras: “María de Los Ángeles era muy buena moza, tenía la particularidad de ser tenista. Eso sin duda hacía que la pareja se uniera más porque podían disfrutar del deporte juntos. Me imagino que Carlos acompañaba a María de los Ángeles en los partidos que jugaba y a la vez ella gozaba ir a ver a Carlos jugar “, comenta.

En la entrevista de Revista Paula a Carlos Caszely, la que incluye una linda fotografía de la pareja, se destaca bastante el asedio que el futbolista sufría por parte de sus admiradoras, además al delantero colocolino se le pregunta por el rol de su pareja en la relación y en un eventual posible matrimonio. Las respuestas de Carlos Caszely, parecen muy adelantadas a la ´época.

“Como pololo si un día a ella la invitan a una fiesta y yo estoy concentrado, que vaya. Yo a mi polola no le exijo que no salga. Ella sabe que el día sábado yo no puedo salir a bailar”, respondió cuando se le preguntó por las exigencias con su pareja.

En la entrevista además se le pregunta a Caszely por su concepción de la virginidad: “Es un mito. Si yo quiero a una niña, aunque ella haya tenido relaciones sexuales con otro hombre igual me casaría con ella”, fue parte de su repuesta.

“La Mari era el alma de la fiesta”

Luego de que se conociera la noticia del fallecimiento de María de los Ángeles Guerra, o la “Mari” como la conocían sus cercanos, el ex comentarista deportivo y exalcalde de Punta Arenas, Vladimiro Mimica, viajó inmediatamente a la Región Metropolitana para despedir a su amiga y acompañar a Carlos Caszely.

De camino al aeropuerto de Punta Arenas, para emprender vuelo a Santiago. Mimica, quien fue socio de Caszely en la Radio Monumental y compañero de labores en Radio Chilena, recuerda casi toda una vida de amistad con Carlos y con la “Mari” a quien recuerda como una mujer amable, de carácter fuerte y sobretodo valiente.

“Esa valentía la demostró ahora en sus últimos días. Ella dio una lucha extraordinaria, estuvo muy consciente hasta el último momento en el que tenía que irse y era bueno que se fuera a descansar para dejar también descansar a quienes estaban sufriendo a su alrededor. Ella siempre fue valiente, una mujer con mucha entereza“, comenta Vladimiro.

Mimica recuerda inolvidables veranos en los que compartió con el matrimonio en Algarrobo en compa´ñía de sus hijos y su esposa, un lazo que se mantiene hasta el día de hoy. “Mis hijos hoy son de la edad paralela a la de los de ellos. Hicimos una vida muy común en familia, en las vacaciones de manera permanente. Los encuentros en nuestras casas eran habituales, también en la casa del papá de Carlos”, recuerda. 

Sobre la personalidad de María de los Ángeles Vladimiro Mimica recuerda que “ella era la reina de la fiesta, era imitadora de la Lucerito. Nos acompañaba en grandes jornadas”. 

Agrega que: “Ella era una gran mujer, había que saber ser la mujer de Carlos Caszely. Ella siempre estuvo en un segundo plano pudiendo haber estado en un primer plano porque ella apuntaba para ser una gran tenista. Ella fue excepcional, pero pudo tener otro tipo de proyección. Hoy es un mérito que una pareja cumpla 50 años de matrimonio, además en una actividad donde es tan difícil conservar una relación: ellos tuvieron que pasar por muchos viajes, hoteles. El fútbol es un medio difícil, Carlos fue un ídolo, era seguido por “calcetineras” en esos tiempos, pero allí hubo un gran compromiso de ambos en la fidelidad”.

Sobre esa fidelidad, Vladimiro Mimica destaca que María de los Ángeles fue una persona en la que Carlos Caszely pudo desahogarse y recibir contención en momentos complejos como su penal errado en el mundial del 82.

“Ella estuvo al lado de Carlos en los momentos difíciles, siempre lo apañó y más en las malas que en las buenas. En las buenas siempre hay gente alrededor, pero en las malas no hay nadie. Solo se tenían ellos dos“, indica.

“Te amaré por siempre”

Luego de 49 años de matrimonio que incluyeron una estancia por España donde Carlos jugó y donde nació su hija mayor, el estado de salud de María de los Ángeles se fue deteriorando producto del cáncer.

Sus esfuerzos y las quimioterapias sirvieron para sobreponerse a la enfermedad por un tiempo. Sin embargo, durante los últimos meses Carlos Caszely se dedicó exclusivamente al cuidado de su esposa quien a finales del 2021 volvió a ser diagnosticada con cáncer de columna.

Desde entonces, el exfutbolista comenzó a compartir en sus redes sociales algunos videos de la pareja, en los que se le ve bailando para su amor las canciones de su juventud.

“Un día más, un día ganado“, se volvió el lema de Caszely en sus últimos posts de Instagram sobre su esposa. En donde escribió conmovedores mensajes como: “Te amo y te amaré por siempre. Mi pequeña langosta”.

Hace una semana el futbolista además dio una entrevista en Las Últimas Noticias en las que detalló el delicado estado de su mujer. “Nos tomamos de la mano un 20 de octubre de 1972, y nos casamos un 6 de noviembre de 1973, y ahí nunca nos soltamos de la mano”, señaló en la conversación.

Otra aparición de Caszely con su esposa, la última entrevista que María de los Ángeles Guerra dio en vida fue hace 10 meses en el programa de Tú a Tú conducido por Martín C´arcamo. En el espacio la mujer habló de su lucha contra el cáncer y las perspectivas en su vida.

“Yo estoy en mi nuevo renacer, así lo defino yo. Mi segunda oportunidad de vida. (Entonces estoy para) disfrutar cada momento con las mínimas cosas y si no hay no importa. Disfrutar lo que hay, lo que tenemos, el momento. Nada más”, señaló.

Martín Cárcamo entregó sus impresiones a Canal 13 sobre aquella conversación: “Hay algo de transparencia en esta relación que me fascinó, cuando eres testigo de la relación en su máxima expresión, porque con cámara o sin cámara la relación era la misma y Carlos muy preocupado de ella, muy atento en la conversación, en la mirada”, declaró el animador.

Algo parecido a lo que expresó María de los Ángeles en su programa: “En pareja lo más importante es el respeto que nos hemos tenido toda la vida. Y el amor que nos profesamos los dos”, indicó.

La historia de amor de Caszely y María de los Ángeles Guerra, fue escribiendo así su últimos capítulos terrenales. Hoy el jugador, el pueblo colocolino y todos quienes admiraron su destreza y su calidad humana, lamentan la partida de su compañera. La misma mujer que le dejó una familia, una historia de amor inclaudicable y una canción como una etiqueta, que ya es eterna.

And when she passed away/
I cried and cried all day/
Alone again, naturally/
Alone again, naturally.

Notas relacionadas

Deja tu comentario