Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Convención

15 de marzo de 2022

El Plebiscito de Salida en cuenta regresiva: los reservados enlaces entre la Convención y el nuevo Congreso

El Plebiscito de Salida en cuenta regresiva: los reservados enlaces entre la Convención y el nuevo Congreso| Agencia Uno

Lo reconocen los nuevos ministros y lo ha demostrado en más de una ocasión la contingencia: la relación que mantendrá el órgano constituyente con el Parlamento y Poder Ejecutivo será crucial. En este sentido, The Clinic pasó revista por los colectivos de la Convención y sus interlocutores en el Congreso, de cara a un debate que asoma como inminente: una eventual prórroga del referendum ratificatorio de la nueva Constitución.

Por

Junto con la asunción del Presidente Gabriel Boric a la cabeza del Poder Ejecutivo se inició un nuevo ciclo político. La mayoría de los rostros habituales de la política de los últimos treinta años y que mantenían sus escaños en el Congreso, pasaron a retiro de la vida parlamentaria, al tiempo que se instala una nueva camada de legisladores que debutará en el próximo periodo legislativo (2022-2026) 

En ese contexto, quienes siguen de cerca el desarrollo de la Convención Constitucional, observan que en los últimos días se ha instalado el debate respecto a la autonomía del órgano constituyente ante el Ejecutivo, a la vez que ya han trascendido declaraciones cruzadas entre constituyentes y parlamentarios debido a los abruptos cambios que la asamblea podría implementar para el Poder Legislativo, comprometiendo de paso el futuro mismo del Senado.

Dos puntos clave que han marcado la crucial relación que mantendrá el órgano constituyente con los poderes constituidos. Primero: las críticas transversales que recibió la Convención luego de que trascendiera el acuerdo al que llegaron las fuerzas de izquierda y centro izquierda para eliminar el Senado. Segundo: la relevancia otorgada por el ministro Segpres, Giorgio Jackson, a la aprobación de la nueva Carta Fundamental como factor determinante en el cumplimiento del programa con el que el gobierno entrante desembarca en La Moneda.

Si la nueva Constitución se rechaza, el gobierno de Boric se quedará “sin herramientas para ejecutar nuestro programa”, advirtió Jackson en entrevista con este medio, donde también afirmó que una de sus labores primordiales como ministro será justamente “la relación con la Convención Constitucional”.

“Yo he dado opiniones de contenido todo este tiempo. Uno tiene que ser cuidadoso en las opiniones que emite, no quiero aparecer en ningún caso interviniendo, pero entiendo que tengo un rol”, dijo a su vez el propio Presidente Boric a T13, quien además, en entrevista con la Asociación Chilena de Radiodifusores de Chile -Archi-, se mostró partidario de un bicameralismo asimétrico. 

En tanto, el órgano constituyente ha demostrado necesitar del Congreso para dos temas fundamentales, tanto para la percepción de la opinión pública como para su quehacer constituyente: la renuncia de Rodrigo Rojas Vade a la Convención, la cual fue tramitada en tiempo récord en el Parlamento a través del despacho de una ley ad-hoc, y una eventual reforma constitucional para habilitar más tiempo de trabajo para el órgano constituyente.

Este último punto, si bien sigue dividiendo a los convencionales, sí está mayormente asentado entre los diversos colectivos independientes y fuerzas de izquierda dentro del órgano constituyente.

Con una probable prórroga del Plebiscito de Salida -fijada para el mes de Septiembre como plazo fatal-, y toda la ingeniería legal que implica habilitar una nueva Constitución en la institucionalidad vigente, caben algunas interrogantes que The Clinic, consultando con diversas fuentes en partidos políticos y constituyentes, pretende arrojar algunas luces del diálogo institucional de los próximos meses: ¿cuáles son los lazos entre el órgano constituyente y el futuro Congreso? ¿cuáles serán los principales enlaces que tendrán con el nuevo gobierno?

Apruebo Dignidad: el peso de Convergencia Social

Luego de una traumática relación entre la Convención y el gobierno de Sebastián Piñera, fuentes del Frente Amplio se apuran en destacar que el vínculo con el órgano constituyente será infinitamente más expedita. Varios de los Convencionales del ahora bloque de gobierno, mantienen contacto con integrantes del nuevo Gobierno y también con los futuros parlamentarios del bloque oficialista.

Dentro de los convencionales más dialogantes con La Moneda y el Congreso, miembros de la asamblea mencionan fuera de micrófono a los constituyentes de Convergencia Social -partido del presidente Boric-: Ignacio Achurra, Constanza Schönhaut -pareja del ministro Segpres, Giorgio Jackson– y Yarela Gómez.

No obstante, la coordinación interna del bloque -la cual se reúne semanalmente y es renovada cada dos meses, cumpliendo el próximo plazo en el mes de Abril- actualmente la integran las convencionales Tatiana Urrutia (RD), además de Schonhaut y Gómez. Por este grupo también han pasado -entre otros- los convencionales Beatriz Sánchez (Indep.RD), Ignacio Achurra y Jennifer Mella (CS).

Esta instancia también tiene por objeto coordinar encuentros con las bases de los partidos que componen el bloque, las cuales -por cierto- son mediadas a través de las cúpulas de las colectividades. 

En cuanto a los puentes que se extienden al Congreso, algunos convencionales del bloque mencionan como interlocutores a los diputados reelectos Gonzalo Winter y Diego Ibáñez, ambos de Convergencia Social. 

Aunque transversalmente los constituyentes frenteamplistas aseguran que no existe todavía una instancia formal de coordinación entre los constituyentes y el poder constituido, se espera que esta se instaure con el Congreso entrante, especialmente de cara al rol que jugará Giorgio Jackson en la coordinación del Ejecutivo con la Convención.

En el terreno del Partido Comunista, acaso el partido más grande de Apruebo Dignidad, se apunta al convencional Marcos Barraza como emisario principal ante el futuro Congreso.

Esto, ya que el ex ministro de Desarrollo Social, quien es señalado transversalmente como uno de los articuladores más ágiles entre los colectivos que conviven en los pasillos del ex Congreso, integra la Comisión Política del PC, instancia en la que comparte semanalmente con futuros parlamentarios como las diputadas electas como Lorena Pizarro y Daniela Serrano, quien también es presidenta de la Juventudes Comunistas. 

A estos contactos se suma el ahora senador Daniel Núñez y la diputada Karol Cariola, quien luego de haber obtenido la primera mayoría nacional en las últimas elecciones parlamentarias, presidirá el segundo periodo legislativo de la Cámara, según el acuerdo político al que llegó la oposición en la corporación al repartirse la testera  con periodos de ocho meses.

Socialismo Democrático: El solitario Fuad Chahín y el nexo oscilante del PS en la Convención 

En el mundo de la centroizquierda, la DC mantiene instancias de coordinación periódicas, pero no formales —“por ahora, por teléfono”, ilustra una fuente—, a la espera de que se instale el nuevo Congreso. Así, una vez que los nuevos parlamentarios ocupen sus escaños, también se espera la instauración de reuniones periódicas para afinar el trabajo legislativo respecto al órgano constituyente, adelantan las fuentes. 

Pese a ello, se afirma que el único convencional de la tienda, Fuad Chahín, mantiene contactos con los parlamentarios entrantes y algunos reelectos: Jorge Saffirio, Miguel Ángel Calisto, Joanna Pérez -quien postuló a la presidencia del partido, pero que ahora impugna los resultados de los comicios donde fue derrotada-, y el futuro jefe de bancada, el diputado Eric Aedo.

En el PS, partido ancla del gobierno de Gabriel Boric, los convencionales afirman que no existen instancias de coordinación formales con los parlamentarios de la tienda ni con la dirigencia del partido, aunque sí existe una “comunicación fluida” entre ellos.

En ese sentido, los convencionales socialistas afirman que cada uno mantiene relaciones, principalmente, con los parlamentarios electos por sus distritos y regiones. Y si bien destacan en el Colectivo Socialista  que la cúpula del partido es respetuosa de la autonomía de la Convención, fuera de micrófono se apunta al diputado Leonardo Soto como uno de los enlaces entre la Convención y el Congreso.

En la misma línea, miembros del partido apuntan a la cercanía que existe entre algunos convencionales con senadores y personeros de la tienda: los constituyentes César Valenzuela, Maximiliano Hurtado y Ricardo Montero, fueron asesores de los senadores José Miguel Insulza y de Álvaro Elizalde, también presidente del PS.

Pese a ello, también hay miembros del Colectivo Socialista que resienten que figuras emblemáticas del socialismo intervengan en el debate constituyente. “Somos un grupo joven, no estamos en la parada de que tanto los senadores o la dirigencia nos digan qué hacer”, asegura fuera de micrófono un convencional.

Prueba de lo anterior fue la división que existió en el partido producto del acuerdo político al que llegaron las fuerzas de izquierda de la Convención —PS incluido— para eliminar el Senado e instaurar un Consejo Territorial en su lugar.

“El PS no está a favor de eliminar el Senado. En la bancada jamás hemos hablado de eso. ¿Quién es Montero? Es un error quitarle atribuciones al Senado, que es la Cámara revisora”, cuestionó el senador Rabindranath Quinteros en La Tercera, ante lo cual recibió duras respuestas de parte de los convencionales de su tienda: “El ninguneo que ha realizado el senador Quinteros es inaceptable”, respondió en aquella ocasión el convencional y vicepresidente adjunto de la mesa del órgano, Tomás Laibe.

En este sentido, en las huestes socialistas cuentan que el diputado Leonardo Soto acudió personalmente al ex Congreso para enterarse de primera fuente de los pormenores del acuerdo que pretendía pasar a mejor vida a la Cámara Alta.

Con todo, convencionales del Colectivo Socialista mencionan al próximo Congreso partidario que realizará el PS en el mes de Mayo, como una instancia idónea para fijar una postura común de cara al Plebiscito de Salida el que, recordemos, tiene como plazo fatal el mes de Septiembre.

Chile Vamos y el quiebre reciente con RN

En los pasillos de Chile Vamos se afirma que sí hay instancias de coordinación entre los convencionales y los parlamentarios. Así, se identifica a los convencionales Hernán Larraín Matte (Evópoli), Julio Álvarez (UDI), y a los RN Raúl Celis, Cristián Mónckeberg, Manuel José Ossandón y Luis Mayol como los enlaces entre la asamblea y el Parlamento.

Los interlocutores del Congreso, en tanto, se identifica al secretario general y presidente de RN, Diego Schalper y Francisco Chahuán respectivamente, a la diputada y secretaria general de la UDI, María José Hoffman y al diputado y presidente de Evópoli, Andrés Molina. No obstante, las fuentes afirman que mientras este último se encuentra en La Araucanía, región por la cual es representante, las conversaciones con el timonel se mantienen suspendidas.

Así, la instancia de coordinación del sector se lleva a cabo semanalmente los días domingos, a la que acuden los constituyentes en representación de sus colectivos. 

Sin embargo, entre los convencionales de RN afirman que no asistieron a la reunión de este domingo 13 de Marzo debido a que las relaciones de la tienda con la UDI y Evópoli pasa por un momento tenso. 

Esto, producto de las fallidas negociaciones que impulsó la colectividad para que el senador Manuel José Ossandón se hiciera con la presidencia de la Cámara Alta durante el primer período, mientras que sus pares del bloque -UDI y Evópoli- votaron por el senador socialista Álvaro Elizalde, quien finalmente resultó electo para presidir la corporación. ¿La razón de ese apoyo cruzado? Entre otras -aseguran-, primó el cálculo de que Elizalde y su partido, el PS, tendrían más incidencia en el gobierno y en la Convención Constitucional para ejercer de dique de contención en caso de que se radicalice el Proceso Constituyente.

En RN, en tanto, la comisión política del partido -que sesiona las tardes de los lunes- también funciona como instancia de coordinación entre los convencionales, parlamentarios de la tienda y la dirigencia que preside el senador Francisco Chahuán.

Respecto a la división en la que está sumido el bloque ante las esquirlas del acuerdo para conducir el Senado, fuera de micrófono convencionales de RN asumen que una eventual salida de su partido respecto a Chile Vamos, podría tener repercusiones en la Convención y en el colectivo que comparten RN con Evópoli al interior del órgano constituyente.

También puedes leer: “El pueblo de Chile es protagónico en este proceso”: La histórica jornada que cerró Gabriel Boric con su emotivo primer discurso como Presidente


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

Notas relacionadas