Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

La Convención

3 de Mayo de 2022

La Moneda en el laberinto constituyente: ganancias, pérdidas y riesgos del gobierno ante el Plebiscito de Salida

Gariel Boric y el Contralor Jorge Bermúdez dandose la mano en el Palacio de La Moneda

“Lo que acá se requiere son cambios estructurales (...) todos nuestros esfuerzos están en el Plebiscito del 4 de Septiembre", señaló el Presidente Boric el pasado lunes 02 de Mayo, ante el debate sobre la prescindencia del Ejecutivo de cara al referéndum del 04 de Septiembre. Ante la disyuntiva del Apruebo o el Rechazo y el deber de prescindencia zanjado por la Contraloría: ¿qué factores están juego con esta postura del Ejecutivo? Los expertos proyectan algunos escenarios con The Clinic, los que van desde una incierta alza en la popularidad en el caso que gane el Apruebo, hasta truncar las expectativas ciudadanas ante la eventualidad de que se imponga el Rechazo.

Por Joaquín Abud y Felipe González

En la entrevista televisiva que dio el Gabriel Boric a TVN la noche del 01 de Mayo, uno de los puntos importantes que buscó zanjar el Presidente fue la postura del gobierno frente al Plebiscito de Salida, en particular ante una posibilidad que abruma a La Moneda: un eventual triunfo de la opción Rechazo.

Además de dejar claro que el gobierno “no puede utilizar recursos públicos para promover una u otra opción” en el referéndum del 04 de Septiembre, el Mandatario justificó que autoridades de su gobierno muestren una preferencia en base a que “tenemos derecho a tener una opinión del fondo del asunto”.

Así, el Mandatario enfatizó en que “yo me la jugué por el Proceso Constituyente, sigo creyendo que Chile necesita una nueva Constitución”. Para más luces, cuando el gobernante fue consultado sobre si aprobaría el borrador de nueva Constitución tal como está ahora, añadió corto y preciso: “Claro”.

Por otra parte, Boric acusó recibo de que la opción Rechazo está subiendo en las encuestas, empatando e incluso superando al Apruebo. “¿Cuál es el mecanismo en la eventualidad de que eso suceda? (eventual triunfo del Rechazo) Es algo que no me corresponde adelantar”, dijo, agregando en todo caso que para el Ejecutivo esa probabilidad “es algo que estamos discutiendo, hay que anticiparse a los escenarios”.

Así, el Mandatario aseguró que su gobierno está comprometido con el proceso constituyente, independiente del resultado del Plebiscito, aunque también aclaró, con un leve dejo críptico, que “los cambios a la Constitución actual tienen que ser estructurales y sea cual sea el mecanismo. Espero que sea el Plebiscito”.

Y este lunes 02 de mayo, el Presidente ratificó lo dicho anteriormente en TVN, echando mano al contexto que gatilló el Proceso Constituyente. “Chile tuvo un Estallido Social, no se olviden de eso. Hay una demanda por cambios estructurales. Entonces, insisto en un punto, que no pase en un sector de la élite chilena del ‘no lo vimos venir’, al ‘aquí no ha pasado nada’. Si ellos mismos enterraron el proyecto de la ex presidenta Bachelet” sentenció, sin identificar a quiénes se refería.

En todo caso, el Presidente cerró su digresión diciendo que “lo que acá se requiere son cambios estructurales y a eso apunta la Convención. Todos nuestros esfuerzos están en el plebiscito del 4 de septiembre”, añadió.

Con todo, la posición del gobierno venía siendo evidente hace un tiempo, en el sentido de que apoyarán la recta final de la Convención y serán garantes del Plebiscito de Salida. De hecho, ya el 14 de Abril la Vocera de Gobierno, Camila Vallejo, señaló: “el Proceso Constituyente no nos es indiferente y no somos neutrales tampoco ante el proceso. Nos interesa que les vaya bien”. Una línea que ratificó, sin tanto matiz, su par de Interior, Izkia Siches: “No nos corresponde ser neutrales en este proceso”, dijo a El Mercurio.

Señales que indican que el gobierno ha decidido ser un actor activo de cara al Plebiscito de Salida, lo que conlleva un riesgo para el propio Ejecutivo al estar cruzado su capital político ante la opción del Apruebo, opción por la que los rostros más destacados del Ejecutivo fueron férreos partidarios en el pasado; el mismo Presidente, en sus tiempos de diputado, estampó su rúbrica en el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución de Noviembre del 2019 que abrió un camino institucional para el cambio de Constitución.

Sin embargo, las autoridades de gobierno dejaron de ser parlamentarios, dirigentes sociales o activistas políticas. A la convicción que abrigaron en el pasado, ahora están obligados a ser prescindentes ante el Plebiscito de Salida, en tanto representantes del Ejecutivo. Fue precisamente luego de las declaraciones de Izkia Siches y Camila Vallejo, que el Contralor General de la República, Jorge Bermúdez, visitó La Moneda para reunirse con el Presidente Boric.

Si bien el encuentro tenía un carácter protocolar, el contexto de un proceso que vive su recta final y un gobierno asegurando que no serán neutrales ante el Plebiscito, Bermúdez cerró el espacio para las interpretaciones semánticas: “Prescindencia es neutralidad, evidentemente”, dijo el contralor el pasado jueves 28 de Abril. En la misma jornada, además, Contraloría difundió un instructivo para las autoridades de gobierno donde, en todo caso, reconoce la facultad del Ejecutivo para impulsar una campaña de información y participación cívica en el referéndum del 04 de Septiembre.

Todo un laberinto para el gobierno, cercado por los límites de la normativa vigente, el triunfo del Apruebo como factor incidente en la ejecución del programa de gobierno, y los apretados números ante las dos opciones en juego. Así, cabe recordar que este fin de semana, la encuesta Pulso Ciudadano de Criteria arrojó un 40,5% para el Rechazo, y un 29,1% para el Apruebo, mientras que Cadem otorga un 46% para el Rechazo y un 36% para el Apruebo.

Liderar la agenda e incierta alza de popularidad: los dividendos el gobierno en el Plebiscito de Salida

La apuesta del gobierno por intentar que el final del Proceso Constituyente tenga un resultado favorable en el Plebiscito de Salida puede ser una jugada arriesgada, pero no por eso necesariamente negativa.

De esa forma observa el experto electoral, Pepe Auth, las señales del Ejecutivo a favor de una nueva Constitución, asegurando que “la CC y el gobierno están indisolublemente vinculados. En el diseño original, el Plebiscito iba a ser una consolidación de la ampliación de su base de apoyo, consolidar ese apoyo de segunda vuelta”.

“Más del 90% de quienes apoyan a Gabriel Boric están por el Apruebo, y el gobierno no puede perder esa base. Eso es lo que gana”, sugiere el ex diputado y experto electoral Pepe Auth

Por eso, ante la caída del Apruebo que registran las encuestas, Auth hace el cruce entre el electorado a favor del Apruebo y la base de apoto del Ejecutivo. “La alternativa que debe tomar el gobierno es que no se le caiga la estantería completa. Más del 90% de quienes apoyan a Gabriel Boric están por el Apruebo, y el gobierno no puede perder esa base. Eso es lo que gana”, sugiere.

En tanto, el investigador del Centro de Estudios Públicos, Sebastián Izquierdo, coincide en la lógica de Auth, asumiendo como una obviedad que el Ejecutivo se incline por el Apruebo: “Ellos se declaraban en su momento como los guardianes de la nueva Constitución. Entonces, no es de sorprender que el actual gobierno tenga una postura clara respecto a una de las dos alternativas del Plebiscito de Salida”.

De todas formas, Izquierdo no advierte puntos a favor en que el gobierno se incline por alguna postura en disputa. “Cuando uno ya es oficialista, debe tener bastante cuidado, y en la opinión pública se ha llamado a la neutralidad respecto de las posiciones”, dice.

Para la Doctora en Ciencia Política e investigadora del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social, Isabel Castillo, hace un constatación: “en términos políticos, es evidente que el gobierno es pro Apruebo”, para hacer un punto entre los contenidos del borrador de nueva Constitución y el programa de gobierno de Gabriel Boric.

“Hay un relato político que va en la línea del Proceso Constituyente y lo que implica. Muchas de las cosas que se proponen, como cosas en materias de Derechos Sociales, de Plurinacionalidad, el enfoque feminista, están en el programa de gobierno”, agregó .

Pepe Auth, además, visualiza la posibilidad de que incluso con un presunto triunfo del Rechazo, el gobierno puede salir favorecido. “Es posible que el Apruebo obtenga una mayor votación que el porcentaje de aprobación que está obteniendo ahora el gobierno. Hay una posibilidad de que eso mejore el respaldo al gobierno”, sugiere.

Y a esto suma otro factor: “El Rechazo también le da protagonismo, porque él, de lo que más habló, fue que estaba comprometido con el cambio de Constitución y que están evaluando escenarios, por lo que igual jugaría un rol válido en lo que venga después”.

El Apruebo y una baja popularidad: los flancos del gobierno ante el Plebiscito de Salida

Un efecto inmediato de las declaraciones del Presidente en su entrevista con TVN, fue que parlamentarios de oposición -Chile Vamos y el Partido Republicano-, concurrieron a Contraloría para solicitar una comisión especial que investigue “acciones de intromisión” del Ejecutivo frente al Plebiscito de Salida.

Una ofensiva fiscalizadora que sirve de ayuda memoria: la decisión del gobierno de jugársela en esa elección, no es ni será gratuita.

Para Sebastián Izquierdo, la decisión del gobierno “le trae muchos más costos que beneficios”, ya que quienes se consideran lejanos al Ejecutivo y a la idea de una nueva Constitución, reforzarán su voto a favor del Rechazo.

“Sabemos que está bastante reñido el Plebiscito, al menos con la información disponible de las encuestas. Entonces, inclinarse explícitamente por una de las dos alternativas, termina por alejar a las personas que piensan diferente, porque uno espera que el Presidente de la República sea el Presidente de todos los chilenos”, afirma el investigador.

Pepe Auth, en tanto, observa que la posición del Ejecutivo “permite que la atención se centre más en el gobierno que en la Convención, y ahí puede incluso perder apoyo el Apruebo, pensando en que el gobierno está con niveles bajos de aprobación”, proyecta el ex parlamentario.

En este sentido, el experto electoral recalca: “el Ejecutivo hoy día es más débil que el Apruebo en las encuestas. Por lo tanto, la Convención podría decirle no me ayude, compadre ”.

“El gobierno no creo que tenga particular popularidad como para andar llamando a votar y que le vaya a hacer un gran favor al Apruebo”, asevera Isabel Castillo.

En la misma línea de Auth, Castillo ve que la mayor pérdida la puede tener el Apruebo, en un escenario probable de que La Moneda no tenga mucho que aportar al respecto: “El gobierno no creo que tenga particular popularidad como para andar llamando a votar y que le vaya a hacer un gran favor al Apruebo”, asevera.

Polarización y expectativas truncadas: los riesgos del Ejecutivo

Los efectos de la postura del gobierno frente al Plebiscito de Salida aún están en desarrollo. Esto, pues aún quedan dos meses para tener el resultado final de la Carta Fundamental que emane de la Convención, y cuatro meses para el Plebiscito del 04 de Septiembre.

Por ende, a La Moneda le queda por delante un camino incierto, con considerables riesgos que deberá asumir el Ejecutivo al jugársela por un buen desempeño del Proceso Constituyente en el referéndum.

Entre esos riesgos, tanto Pepe Auth como Sebatsián Izquierdo coinciden en que el principal flanco que podría enfrentar el gobierno, es que se polarice dicha elección.

“Va a terminar polarizando, porque va a haber un porcentaje de la población que, según las encuestas actuales, es bastante significativo. Además, el acuerdo político del 15 de Noviembre estableció que el rol del gobierno de turno era más bien logístico, administrativo y financiero”, previene el investigador del CEP.

Por su parte, Auth añade: “Si esto se convierte en un Plebiscito más enfocado en el gobierno que en la Convención, un resultado negativo es mucho más impactante sobre la gestión de Boric. Sería un golpe fuerte, incluso si luego logra sacarlo adelante”.

Asimismo, Isabel Castillo apunta a que el gobierno ya se está haciendo cargo de los riesgos de su postura. “Hay que tener cuidado, y ya lo han empezado a esbozar de manera sutil, que a medida que el Rechazo se vuelve una posibilidad real, no hay que ligar el destino del gobierno al Proceso Constituyente: eso es evidentemente suicida”, dice la investigadora de COES.

Sebastián Izquierdo señala como un riesgo que “las expectativas de la ciudadanía de lograr acuerdos y cumplir con las promesas, se verían truncadas si es que la nueva Constitución no se aprueba”.

“Las expectativas de la ciudadanía de lograr acuerdos y cumplir con las promesas, se verían truncadas, supuestamente, si es que la nueva Constitución no se aprueba”, cierra el investigador del CEP.

Cabe recordar que, en más de una ocasión, autoridades del gobierno han señalado que parte de las transformaciones propuestas en su programa están anexadas a lo que diga la nueva Constitución. Entre ellas, el eventual impulso de un proyecto que despenalice del aborto, proyecto símbolo del oficialismo y demanda muy esperada por la base feminista que apoya al Ejecutivo.

Este punto es observado por Sebastián Izquierdo como un riesgo del gobierno, toda vez que podría dañar su credibilidad: “Las expectativas de la ciudadanía de lograr acuerdos y cumplir con las promesas, se verían truncadas, supuestamente, si es que la nueva Constitución no se aprueba”, cierra el investigador del CEP.

Sin elecciones internas y enfocado en gobernar: así vive sus días Convergencia Social, el partido del Presidente Boric

VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario