Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cosecha Propia

28 de junio de 2022

Las 1100 fotos del Mundial de 1962 o el hallazgo de una memoria perdida

Chile versus Italia

Hace cinco años en un entretecho de una casa en la comuna de San Sebastián se encontraron negativos dejados ahí por medio siglo. Se trataba de la colección más grande nunca vista de fotografías de la Copa del Mundo hecha en nuestro país y que, a seis décadas de aquel evento histórico que marcó la identidad nacional, veían luz. La presencia de un Chile extinto, imágenes nunca publicadas de la principal cita del balompié internacional y la quijotada de un periodista por valorizar este patrimonio, se enlazan en la siguiente crónica.

Por

“Las fotografías son una forma de aprisionar la realidad … No se puede poseer la realidad, se pueden poseer imágenes; no se puede poseer el presente, pero se puede poseer el pasado”. 

Sunsan Sontag, Sobrbee la Fotografía.

“Sergio Navarro me dijo que estas fotos eran el máximo logro de su carrera. Leonel Sánchez habló que era un tesoro encontrado. Chita Cruz que no había nada como esto y el director de Cenfoto que estas son las verdaderas fotos del Mundial de 1962”, cuenta Rubén Martínez, periodista de la Universidad Santo Tomás egresado hace 18 años y que desde hace cinco le fue confiado un tesoro en la puerta de su hogar.

Recuerda que fue en el 2017 cuando un encuentro fortuito con un vecino en Peñalolén le abrió las puertas al que debe ser el hallazgo fotográfico más importante del fútbol nacional. “Claudio Luco se me acercó un día y me dijo yo sé que usted trabaja en el CDF y necesito vender unas fotos que eran de mi padre”. Rubén que había estado ligado por más de una década a Chile Films y a la transmisión de partidos del campeonato de primera división y que produjo un exitoso documental –“La Fiesta del Mundial”- exhibido por Fox Sport, le interesó conocer de qué fotos le estaban hablando. 

Claudio Luco, el vecino, fue hijo de Juan. Hombre que falleció el 23 de diciembre de 1964, cuando sus hijos eran muy pequeños. Juan Luco antes de morir había dejado en el entretecho de la casa de su cuñada Fedilicia Bravo, en el pueblo costero de San Sebastián, una pequeña caja. Durante 55 años nadie recordó su existencia hasta que Fedilicia, ya anciana, vendió su morada:

“¿Aló Claudio? Hijo, encontré una caja de su padre, son fotos de su profesión”, decía la tía a su sobrino por teléfono.

“El deja una caja sin nombre destinada a nadie”, indica Rubén. En su interior había una enorme cantidad de negativos que permanecieron por medio siglo guardados en el interior de un sobre amarillento y avejentado de papel craft. Dentro había 32 sobres chicos y alargados, cada uno escrito con el nombre del encuentro que fue fotografiado del Mundial del 62 y compuesto por 20 a 30 negativos. “Lo mejor es que en cada sobre venía un torpedo manuscrito, de puño y letra, que indicaba lo ocurrido en cada partido: minuto 5, tarjeta amarilla; minuto 17 tiro libre. Era como estar en Back to the Future”, recuerda Rubén. 

La aparición de un material tan basto con respecto a un hecho histórico que ha marcado el inconsciente colectivo de generaciones y del cual hay escasas fotografías, era casi un milagro. “Es inexplicable que se hayan conservado durante 55 años”, reflexiona.

Retrato de Juan Luco.

1100 fotos

Desde ese momento la vida de Rubén Martínez cambió. Como amante del fútbol había buscado por todos lados fotografías del mundial chileno. Indica que en la web de Fifa Museum, por ejemplo, hay una docena a lo más.  

“Una persona random que encuentra un patrimonio así, no sabe qué hacer con eso y es la prueba máxima del por qué se pierde tanto acervo cultural: porque no hay cultura”. Originalmente el servicio que la familia Luco requería era un puente para vender la colección. “Mientras yo veía ahí mi segundo documental, ellos veían plata. Hubo que hacer muchas reuniones para aunar un criterio”. 

Convencido que tenía que registrar lo que estaba sucediendo, la cámara se transformó en copiloto de cada paso. Al mes siguiente acudieron a Cenfoto, corporación cultural fotográfica de la Universidad Diego Portales, con la intención de hacer un diagnóstico profesional del hallazgo. En asociación con su director, Samuel Salgado, se dispuso a un equipo de profesionales en fotografía para que trabajase con el material completo. 

Dentro había 32 sobres chicos y alargados, cada uno escrito con el nombre del encuentro que fue fotografiado del Mundial del 62 y compuesto por 20 a 30 negativos. “Lo mejor es que en cada sobre venía un torpedo manuscrito, de puño y letra, que indicaba lo ocurrido en cada partido: minuto 5, tarjeta amarilla; minuto 17 tiro libre. Era como estar en Back to the Future”, recuerda Rubén. 

“Fuimos por tres a cuatro meses. Hubo restauración con líquidos, plásticos y a la digitalización de las tiras”, rememora Rubén. Originalmente eran casi 1400 fotos y se determinó que había alrededor de 1105 que estaban en mejor estado: “Dejémoslas en 1100, que suena mejor”, precisó.

Finalmente, Rubén Martínez firmó un contrato con los Luco que lo designa como el único representante para la puesta en valor. Las fotografías, en tanto, fueron valorizadas fiscalmente por parte de la familia para su venta.  El documental “1100 fotos”, empezaba así a tomar forma con miras al sexagésimo aniversario –el 2022- de la Copa del Mundo Jules Rimet hecha en Chile. Ese era la meta.

Usando recursos propios –no han contado con apoyo estatal o privado- para la restauración del material, generaron un libro con las piezas encontradas. Rubén y su equipo comenzaron a buscar a los “viejos”, como les dicen cariñosamente a los futbolistas chilenos que aún viven y que fueron integrantes de ese glorioso equipo que lograba el tercer puesto, hito jamás igualado. Menos superado.

Copa Mundial de FIFA Chile 1962. Santiago 30 de mayo 1962, Copa Jules Rimet. Estadio Nacional. Partido 1º Fase válido por el Grupo 1 entre Chile 3 vs Suza 1, con una asistencia de 65006 espectadores. Arbitraje Kenneth Aston (Inglaterra) Foto: (Colección Juan Luco/FPA)
Copa Mundial de FIFA Chile 1962. Arica 06 junio 1962, Copa Jules Rimet. Estadio Carlos Dittborn. Partido 1º Fase válido por el Grupo 1 entre Uruguay 1 vs Unión Soviética 2, con una asistencia de 9973 espectadore. Arbitraje de Cesare Jonni (Italia) Foto:(Colección Juan Luco/FPA)

Las fotografías traspasadas a formato digital por Cenfoto habían sido salvadas de las nieblas del olvido. Era hora de que vieran luz. Les fueron presentadas a Hugo Donoso, antiguo fotógrafo que estuvo en el Mundial trabajando para la editorial Zigzag. Rubén lo llamó y le contó del hallazgo, de si recordaba a un antiguo colega llamado Juan Luco y que si tenía noción de que esa persona había conservado una inmensa colección de fotos. Don Hugo no daba crédito a la noticia, por lo cual se generó una cita. Fue en ese momento cuando Rubén comienza a darse cuenta que puede estar frente a un material inédito. “Él decía que nunca había visto estas fotos. Lo mismo dijeron después Carlos Campos, Leonel Sánchez y el Chita Cruz”, revela.

Meses de investigación en los microfilms de la Biblioteca Nacional y revisiones por internet daban cuenta que –con mucha seguridad- eran fotografías inéditas y que nunca fueron publicadas.

El “Vivian Maier” del deporte

Poco se sabe de Juan Luco. No hay informaciones que profundicen su figura en internet, salvo un sitio web gringo que detalla la fecha de su deceso en diciembre de 1964, dos días antes de Navidad. Sus hijos -Claudio y Rodolfo- se vinieron a enterar que su padre era fotógrafo y que tenía una historia tan potente con la cita futbolera mundial, solo cuando la tía los alertó de la caja encontrada. 

“Cuando a Claudio le pregunto por su padre, no me dice mucho, no sabe mucho. Al día de hoy he reconstruido la historia de Juan Luco y tengo más información que sus hijos”, indica Rubén. Según la investigación del periodista, Juan Luco era un fotógrafo independiente que había trabajado entre los años 1958 a 1964, que fue compañero de Julio Martínez en los inicios de la televisión en Valparaíso y que colaboró con “El Clarín” y editorial “Zig-Zag”.

“Fuimos por tres a cuatro meses. Hubo restauración con líquidos, plásticos y a la digitalización de las tiras”, rememora Rubén. Originalmente eran casi 1400 fotos y se determinó que había alrededor de 1105 que estaban en mejor estado: “Dejémoslas en 1100, que suena mejor”, precisó.

Rubén imagina a Juan Luco como un bohemio y fotógrafo free-lance: “una especie de Peter Parker. Yo pienso que era un tipo líder, bravo… un tipo duro”. Así al menos se deja ver en el único retrato del señor Luco que tiene en esta colección. De terno, abrigo, bigotín y boina, premunido con dos cámaras, posando ante el lado sur de un Estadio Nacional lleno y con un marcador que informaba de un cero entre Alemania y Yugoslavia.

“Lo que realmente me activó fue el documental ‘Buscando a Vivian Maier’, que trata de una niñera que tuvo una fama post-mortem por sus fotografías. Visualicé que era lo mismo que tenía que hacer con Juan Luco. Hasta que no empezamos a trabajar con esto nunca se supo quién era él. Era un NN y eso le da un real valor a nuestra investigación como objetivo romántico: que tenga un espacio y un lugar al menos en Chile”, cuenta Rubén.

Copa Mundial de FIFA Chile 1962. Santiago 03 junio 1962, Copa Jules Rimet. Estadio Nacional. Partido 1º Fase válido por el Grupo 1 entre Alemania Federal 2 vs Suiza 1, con una asistencia de 64922 espectadore. Arbitraje de Leo Horn (Países Bajos) Foto:(Colección Juan Luco/FPA)

Los del Mundial no son los únicos negativos que se han encontrado de su trabajo. Hay una colección de David Arellano compuesta por 22 fotos de una gira que hace Colo-Colo a México y Estados Unidos en 1958. Sus hijos también afirman que fue de los pocos fotógrafos que registraron el fusilamiento de Jorge del Carmen Valenzuela Torres, alias el “Chacal de Nahueltoro”, el 30 de abril de 1963. Hay un par de negativos de la ejecución en la casa de Rodolfo.

A bordo de la máquina del tiempo

“Algo había escuchado hace un par de años de este rumor que existían fotos del Mundial”, cuenta Pepe Alvujar en un café de Ñuñoa. Pepe, uno de los más connotados fotógrafos deportivos de las últimas tres décadas en Chile y que fue contactado por Rubén Martínez hace pocos meses para que pudieran revisar la colección de Juan Luco.

A Pepe, que ha capturado con su cámara insignes momentos de la historia reciente del fútbol nacional incluyendo mundiales icónicos como el de Francia 1998 y el de Brasil 2014, le pareció todo sumamente interesante, “sobre todo si existiese la posibilidad de ver los negativos”. Al juntarse en la oficina de Rubén, recuerda que la primera foto que vio era de Pelé: “Edson Arantes sentado en la tribuna con otros compañeros, muy bien vestido. Amplió la foto al 100% y me doy cuenta que el escaneado no era el mejor”.

Los del Mundial no son los únicos negativos que se han encontrado de su trabajo. Hay una colección de David Arellano compuesta por 22 fotos de una gira que hace Colo-Colo a México y Estados Unidos en 1958.

Sus ojos saben. La trayectoria de Alvujar va de la mano con la evolución de la fotografía análoga a digital y al trabajo con escáners que permiten digitalizar negativos. Fue asignado para editar 120 fotografías –las más significativas- que incluían las formaciones completas de todos los equipos a excepción del seleccionado de Colombia y el de Chile cuando jugó en Arica. 

Junto a Gabriela Reyes, trabajaron edición, retoque y recuperación de los negativos realizando un estándar de calidad. Cada noche durante un par de meses, concentrado y casi sin distracciones, se convirtió en el editor de “los fotógrafos del Mundial”. ¿Por qué pluraliza el trabajo de Juan Luco?

Copa Mundial Chile el 30 de Mayo 1962 Rancagua, Estadio Braden Copper Company. Partido 1º Fase válido por el Grupo 4 entre Argentina 1 vs Bulgaria 0, con una asistencia de 7134 espectadores. y arbitaje de Juan Gardeazabal (España) Foto:(Colección Juan Luco/FPA)

Si bien concuerda en que puede haber fotos de Juan Luco en la colección, a su juicio hay también otras que podrían corresponder a otros colegas anónimos. Diferencias de marcas de los negativos, topes de horarios de partidos y distintas perspectivas fotográficas, lo hacen deducir esto. Además, investigando conoció el siguiente dato: durante el Mundial se trabajaba en pool. “Para que la gente entienda era un grupo de fotógrafos que juntaban sus fotos y las repartían a todos los medios”, como forma de organizar una cobertura total. 

Sin embargo, es claro en asignarle una importancia categórica a la colección. “Nunca hubo tanto material. Estas fotos no son imágenes no más, tienen detalles, tiene contextos, sirve para observar. Es el rescate de una fracción de segundo en la historia y en que tienes tiempo para mirar cómo era la tribuna, la gente, o cómo esa señora está vestida, mirar a Pelé como estaba vestido. La fotografía es un espejo de la sociedad”, indica. Para la edición Pepe destacó a las figuras del mundial, el magazine que tenía que ver con lo extra futbolero y la foto acción.

El trabajo de edición tuvo ingredientes muy profundos, tanto humanos como profesionales. “Ver en acción a Garrincha haciendo amagues, en el Estadio Nacional o en Sausalito, estadios en que muchas veces trabajé, visité y que estaban en mis fotos, era como tan familiar. Y a la vez como una máquina del tiempo. Todas esas emociones corrieron por mí. Me trajo el recuerdo de familiares que ya no están, de mi papá o mi tío Armando, o de mi mamá y mi tía que fueron a algunos partidos.”, revela.

Copa Mundial Chile el 30 mayo 1962 Viña Del Mar, Estadio Sausalito. Partido 1º Fase válido por el Grupo 3 entre Brasil 2 vs Mexico 0, con una asistencia de 10484 espectadores y arbitaje de Gottfried Dienst (Suiza) Foto:(Colección Juan Luco/FPA)

Su foto fvorita es una que muestra a Lev Yashin, la “Araña Negra” de la URSS, destacado como uno de los mejores porteros de todos los tiempos. “El arquero viene rodeado de niños de la época. Ves el contexto, la ropa de ellos, las nubes sobre ese cielo amplio y aparece un niño delante con un periódico que dice Arica. Cuando la veo encuentro una foto realmente preciosa, que está por sobre el tiempo. Te quedas pegado con la foto, te cuenta muchas cosas. Me da la impresión que le robaste un momento a la historia”.

La memoria recuperada

Las fotos son ventanas a otro tiempo, a un Chile de 8.5 millones de habitantes y que se recuperaba del peor terremoto de su historia, el de 1960. En una fotografía se lee la frase: “Porque nada tenemos lo haremos todo”, lema inscrito en el marcador del Estadio Sausalito de Viña del Mar para el partido de México versus Brasil y donde Pelé, con 21 años, aparece junto a sus compañeros. Bajo dicho marcador dos Carabineros permanecen sentados, mientras en las colinas vecinas se instalan gratuitamente decenas de personas. Detalles.

“Nunca hubo tanto material. Estas fotos no son imágenes no más, tienen detalles, tiene contextos, sirve para observar. Es el rescate de una fracción de segundo en la historia».

Hay fotos simbólicas. La inauguración del campeonato con todo el estadio vestido formal con collares de perlas y corbatas. O la de la chilena de Honorino Landa ante una defensa brasileña pegada al suelo. Está también la del italiano Mario David que permanece noqueado el suelo mientras Leonel lo mira con cara de “y qué tanto”. O fotos que muestran ese mundo que ya se acabó. Significativa es una en que decenas de personas empujan una micro en la calle Nataniel de Rancagua. A bordo iba la selección de Argentina que terminó ganando, gracias a esta ayuda, por la cuenta mínima a Bulgaria.

Fue en el bar Quita Penas, frente al Cementerio General, donde Rubén Martínez juntó a varios de los “viejos” que quedaban. Allá los grabó mirando las fotografías provocando una catarsis de memorias. Se vieron jóvenes de nuevo. Se emocionaron y rieron. Cada foto actuaba como un abrelatas de recuerdos.  Mismo efecto que ha producido con otras personas vinculadas al Mundial chileno y que han fueron entrevistadas para un documental al cual le falta el último acto. El broche.

Copa Mundial de FIFA Chile 1962. Santiago 13 junio 1962, Copa Jules Rimet. Estadio Nacional. Partido por Semifinales entre Chile 2 vs Brasil 4, con una asistencia de 76594 espectadore. Arbitraje de Arturo Yamasaki (Perú) Foto:(Colección Juan Luco/FPA)
Copa Mundial de FIFA Chile 1962. Santiago 13 junio 1962, Copa Jules Rimet. Estadio Nacional. Partido por Semifinales entre Chile 2 vs Brasil 4, con una asistencia de 76594 espectadore. Arbitraje de Arturo Yamasaki (Perú) Foto:(Colección Juan Luco/FPA)

“Tengo dos alternativas”, cuenta Rubén. La primera sería lograr una presentación digna a las fotografías (ver recuadro) que descansan en una mesa de la oficina de Rubén. Una exposición que está pensada para ser realizada en el centro de eventos Castillo Ñuñoa y que será de carácter gratuito. “La segunda sería llevar un diario en que aparezca la imagen de Juan Luco, de su obra y legado para colocarla en su tumba como forma de homenaje”.  El estreno, esperan, será antes que acabe el año.

Recuadro: La exposición que nadie supo

“A la ANFP le interesó hacer una muestra”, cuenta Rubén. Pero del sueño de hacer una exposición interactiva pasaron a algo más modesto: terminó imprimiéndose en cartón pluma, “en un foant, lo más barato que hay”.  

La exhibición para la prensa fue fijada justo en el mismo día en que la ANFP daba a conocer que Eduardo Berizzo se convertía en el nuevo DT de la selección.  A pesar de la muestra, la presencia de los ex seleccionados, o la celebración de los 60 años del Mundial, pasaron a segundo plano. Prácticamente en ningún sitio aparecieron la noticia: “Todo fue súper indigno. A los viejos les regalaron unas camisetas y sería”, señala Rubén.

Copa Mundial de FIFA Chile 1962. Santiago 13 junio 1962, Copa Jules Rimet. Estadio Nacional. Partido por Semifinales entre Chile 2 vs Brasil 4, con una asistencia de 76594 espectadore. Arbitraje de Arturo Yamasaki (Perú) Foto:(Colección Juan Luco/FPA)

“Aparecieron unos guardias con unos coordinadores de marketing para llevarse las fotos y eso no era lo pactado. Me intentaron asaltar con las fotos. Casi nos agarramos a combos dentro de Juan Pinto Durán. Pero ¿qué tiene de bueno dentro de todo esto que pasó ahí? Fue que grabamos todo y que con ese audio empezaremos el documental”. Rubén dice que no entiende la nula valorización que le han dado al gran logro deportivo de 1962, al olvido en que cayeron sus figuras o a la falta de cualquier ayuda monetaria que permita poner en valor la colección de fotografías más grande encontrada hasta ahora de este hito en la historia nacional. 

“A todo el mundo a quiénes le presentamos esta colección buscaban que dejáramos el material y nos fuéramos. Era como el anillo de Frodo, a todos les despertaba algo oscuro.  Me da pena, pero me doy cuenta que el lugar para estas fotos es en el Museo de Fútbol de Brasil y no en Chile. Eso ha sido triste, me he llegado a enfermar con esto”.

Notas relacionadas

Deja tu comentario