Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Entrevistas

25 de Agosto de 2022

Valdivieso (Criteria) y detención de Llaitul: “Puede venir un repunte del Apruebo como efecto colateral”

Tras la detención del vocero de la Coordinadora Arauco-Malleco, el experto electoral y director de Criteria Research, Cristián Valdivieso, aborda los posibles efectos electorales del hecho, a sólo 10 días del Plebiscito de Salida. Todo dependerá de si La Moneda logra capitalizar uno de los hitos más relevantes de la crisis en la Macrozona Sur.

Por

A tan sólo 10 días de que la ciudadanía acuda a las urnas para definir si aprueba o rechaza la propuesta de nueva Constitución, el hecho que se tomó la agenda fue la sorpresiva detención del líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul.

Un hecho que generó reacciones inmediatas en todo el espectro político, en un momento en que el alza de la violencia, la delincuencia y el crimen organizado, tienen tomada buena parte de la agenda pública.

Como toda gran noticia de impacto nacional, están por verse los efectos políticos que pueden generarla detención de Llaitul tanto en la aprobación al gobierno, como en el Plebiscito de Salida del próximo 04 de Septiembre.

Sobre este tema, el experto electoral y director de Criteria Research, Cristián Valdivieso, asegura que el tema es aún noticia en desarrollo y que todavía no hay certezas de que el gobierno vaya a salir victorioso ante este hito.

A sólo dos horas desde que circuló la noticia, Valdivieso contesta el teléfono a The Clinic para abordar la detención de Llaitul desde el punto de vista electoral, con miras al próximo referéndum.

-¿Cuál es el efecto político, tanto para el Plebiscito como para la aprobación del gobierno, la detención de Llaitul?

-Uno de los temas que más agobia a la ciudadanía y de los más urgentes de la agenda, es el tema de la violencia, el crimen organizado y el narcotráfico, seguido del tema de la inflación. En ese contexto, la gente hasta ahora ha tenido una evaluación más negativa que positiva de cómo el gobierno ha enfrentado estos temas; lo ha visto más bien erróneo, sin una línea clara. 

Entonces, no siente a un gobierno bien puesto y con una agenda clara respecto de cómo enfrentar esto. En ese contexto, obviamente que si la detención de Llaitul se maneja bien, se logra comunicar como un éxito donde el gobierno fue parte y, por lo tanto, protagonista de las querellas y de apurar la detención, la gente podría evaluar positivamente eso. 

Si pasa eso, algún grado de buena evaluación puede llevarle al gobierno, pero hay que ver cómo se desenvuelve el tema. A esto le queda mucho.

-¿Beneficia al Apruebo esta detención?

-Primero, antes de pensar en qué efectos puede tener en el Plebiscito, hay que ver cómo maneja el tema el gobierno, si es que sale bien parado anotándose un punto en esto, o si aparece con cierta distancia y el punto se lo anota la Fiscalía o el gobierno anterior. 

Segundo, hay que ver quién es vocero de esto, si va a ser Manuel Monsalve (subsecretario del Interior) que tiene más credibilidad y mejor imagen, o Izkia Siches (ministra del Interior), de quien la gente no tiene una muy buena evaluación de su gestión. A lo que voy con esto es que el mensaje puede pasar más bien colado con un mensajero desacreditado. Antes de juzgar qué efecto tiene en el Plebiscito, hay que ponerse en el escenario de que esto va a tener un impacto respecto de la evaluación del gobierno. 

“No se puede decir por defecto que esta detención es un gol del gobierno, depende de cómo se maneje”.

-Que se entiende vinculado al destino del Plebiscito…

Lo que sabemos es que la evaluación del gobierno se relaciona nítidamente con el Apruebo, por lo tanto, antes de pensar en el Plebiscito, hay que ver cómo se desenvuelven estos hechos, cuál es la historia que termina siendo contada, qué es lo que decanta en la ciudadanía y en la opinión pública, para ver si el gobierno se anota una buena gestión en esto y mejora su posición. 

Pero eso es anterior a lo que pueda pasar en el Plebiscito. Puede venir un repunte del Apruebo como efecto colateral de una mejora en la evaluación del gobierno, pero es un efecto colateral y viene después del juicio de si el gobierno tuvo un rol importante o no. No se puede decir por defecto que esta detención es un gol del gobierno, depende de cómo se maneje.

-De hecho, desde Chile Vamos salieron inmediatamente a instalar que esto fue gracias al gobierno anterior y las querellas que presentaron ellos.

-Exacto, todavía está en disputa quién se anota el punto. Aquí la historia y el relato que termine imponiéndose, va a ser el que permita evaluar el juicio que tengan las personas respecto del gobierno. Si esto hace que mejore la evaluación del gobierno de forma importante y no coyuntural, puede ser que tenga una repercusión en un alza del Apruebo, porque el Apruebo está muy relacionado con el gobierno.

Protagonismo en detención de Llaitul: “Para el gobierno no es fácil salir victorioso en esto”

-Queda sólo una semana y media para el 04 de Septiembre. ¿Alcanzan los tiempos para que el hecho incida en el Plebiscito, si es que el gobierno se anota el punto?

-Con lo que tú me cuentas, que Chile Vamos salió a disputar este trofeo, va a tomar tiempo. Hay que ver también si va a tener prisión preventiva y no lo sueltan, hay que ver el rol que tenga el gobierno. Pero evidentemente Chile Vamos se anticipa a esto y no quiere anotarle un triunfo al gobierno, porque sabe que eso puede tener incidencia en el Plebiscito.

-Y con el Plebiscito a la vuelta de la esquina, ¿está a tiempo de capitalizar la detención de Llaitul?

-Es posible que el gobierno logre instalar que esto es un triunfo donde ellos fueron protagonistas y actores centrales de la detención de Llaitul, eso es posible. Ahora, cuánto de eso va a tener incidencia en el resultado del Plebiscito estará por verse, dependiendo de cómo se instale, qué se instala y qué protagonismo tendrá el gobierno.

“Si pensara en un efecto de largo plazo podría aparecer la ministra (Izkia Siches) como vocera (…). Si está pensando en el corto plazo, evidentemente debería sacar su mejor artillería a defender este punto”.

-Usted plantea que hay que ver quién lidera la vocería del tema…

-Ahí vamos a ver si el gobierno está tratando de hacer un punto en esto, pensando en el efecto de corto plazo del Plebiscito más que en un efecto de largo plazo. 

Si pensara en un efecto de largo plazo post Plebiscito, podría aparecer la ministra (Izkia Siches) como vocera y lo que estaría intentando hacer es revalidarla pensando en el futuro. Si está pensando en el corto plazo, evidentemente debería sacar su mejor artillería a defender este punto y tendrían que tomar el tema los ministros y subsecretarios mejor evaluados. 

Ahora, puede ser también que una vocería muy potente y muy victoriosa del gobierno genere un efecto complejo, que es que el sector más octubrista de la izquierda se moleste. No olvidemos que Llaitul es un personaje que es odiado por las grandes mayorías, pero en el octubrismo igual es una especie de héroe.

“Si sale el gobierno victorioso (…) probablemente le va a hablar al mundo de centro con más fuerza, pero algún resquemor va a despertar en el mundo más octubrista”.

-¿Qué flanco se podría abrir en la izquierda?

-Vamos a ver. Por eso digo que para el gobierno no es fácil llegar y salir victorioso en esto. Por eso hay que ver cuál es el mensaje y lo que diga. De hecho, hasta ahora no he visto al Presidente hablar. Claramente algo se está tramando para ver cómo enfrentar este tema, porque todo comunica: si sale Monsalve no es lo mismo que si sale Siches. 

Si sale el gobierno victorioso, diciendo que esto es un triunfo de la democracia, de la Fiscalía y del Estado en contra del terrorismo, probablemente le va a hablar al mundo de centro con más fuerza, pero algún resquemor va a despertar en el mundo más octubrista, que no ve en esto necesariamente acciones terroristas, sino más bien reivindicativas.

-¿Cómo podría calar esta noticia entre los indecisos ante el Plebiscito? ¿Alcanza a mover la aguja?

-Creo que los indecisos que están apareciendo en las encuestas, de cierta manera son personas que uno podría interpretar que no tienen ganas de votar. Lo que sí puede ser es que esto mueva las aguas, para cualquiera de los lados dependiendo de cómo se maneje, en un Apruebo más light que aún se puede mover para el Rechazo, o también de ese Rechazo más light que también podría ser Apruebo. 

Hay que ver si esto cala en esa gente que dice ‘yo voto Rechazo porque tengo ciertas dudas’, que también puede decir ‘yo le quiero dar un espaldarazo al gobierno después de esto’ y termine votando Apruebo. También puede pasar que esto termine siendo una indigenización de la Convención y el gobierno no aparezca con los apoyos suficientes, sino que muestre más un conflicto que un logro. 

No olvidemos que cuando se firmó el acuerdo oficialista terminó apareciendo más lo conflictivo que el logro. Acá también se puede terminar estableciendo la conflictividad entre las coaliciones oficialistas.

-Es decir, el gobierno va a tener que fijarse también en cómo contener las opiniones contrarias dentro de su propia izquierda.

-Exactamente, porque si terminan tensionados y pasa lo que pasó con el acuerdo oficialista, donde Teillier salió al minuto poniendo en duda que se cumpla, eso termina finalmente generando más ruido que certezas y aumenta la incertidumbre. También hay que ver si esto trae más violencia y radicalización del conflicto.


Notas relacionadas

Deja tu comentario