Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

24 de Agosto de 2022

10 datos para entender quién es Héctor Llaitul, el detenido líder de la CAM

Agencia UNO

Desde su paso por el FPMR hasta su falsa acusación en la operación Huracán. Aquí algunas claves para entender a quién la Fiscalía hoy investiga por Ley de Seguridad del Estado.

Por

Este miércoles 24 de agosto, la PDI detuvo en Cañete al líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul.

¿La razón? Una investigación por Ley de Seguridad del Estado, tras una querella que interpuso en 2020 el gobierno de Sebastián Piñera. Esto, tras hacer un llamado a la «promoción a métodos que suponen el uso de la violencia y la comisión de delitos».

Aquí, diez datos para entender quién es Héctor Llaitul.

1. Infancia en la pobreza

Nació en 1967 en Osorno como parte de una familia tradicional mapuche. Su abuelo paterno era un conocido lonko proveniente de Cofalmo, localidad cercana a Río Bueno, en la región de Los Lagos.

Se educó en una escuela con una visión judeocristiana. Según él, fue ahí donde comenzó a dibujar el ideario que iría desarrollando a lo largo de su vida, animado por un entorno que él describía así: «Soy, como muchos en cierto sentido, la máxima expresión de la amalgama entre el desarraigo y la pobreza extrema». Palabras que compartió en 2009 al ex candidato presidencial, Jorge Arrate, según consignó La Tercera.

2. Universidad y paso por el MIR

En 1986, entró a estudiar la carrera de trabajo social en la Universidad Católica de Valparaíso. Por esos años, en plena dictadura, ingresó a la Juventud Rebelde Miguel Enríquez, una organización identificada con el MIR.

Sin embargo, vio interrumpidos sus estudios. En 1988, es detenido por ley de control de armas y permanece varios días en la cárcel de Quillota. Tras recuperar su libertad, recaló en la Universidad de Concepción.

3. Detención y tortura

En su reclusión, según antecedentes de la Comisión Valech II, Llaitul permaneció incomunicado por 10 días y sometido a torturas por agentes de la CNI.

Debido a lo ocurrido, exigió en 2021 una indemnización por $200 millones, logrando una sentencia del 7° Juzgado de Civil de Santiago que accedió parcialmente a lo demandado, y ordenó un pago de $12 millones. Sin embargo, el Consejo de Defensa del Estado apeló argumentando que Llaitul ya había recibido una compensación por esos hechos.

4. Ingreso al FPMR

Tras su detención, en 1988, Llaitul se enrola en el FPMR. «Me contacté a través de una mujer que era cercana a Vasily Carrillo (ex vocero del FPMR-Autónomo). A ella le planteé mi deseo de incorporarme y también a un amigo que tenía contacto con alguien de la línea de Raúl Pellegrin», señaló en las mismas conversaciones con Arrate.

A pesar de no tener vínculos con la izquierda chilena, fue un «disciplinado» participante del grupo subversivo en diferentes órganos, tanto rurales como urbanos. Eso hasta 1993, cuando deja la agrupación, tras la detención de Mauricio Hernández, su principal referente y uno de los líderes emblemáticos del Frente.

5. Fundación de la CAM

El 1 de diciembre de 1997, un grupo de desconocidos quemó tres camiones en la comuna de Lumaco. Este hecho se conoce como la primera irrupción en escena de lo que hoy conocemos como la CAM, la cual fue fundada oficialmente en febrero de 1998, por parte de Llaitul junto a José Huenchunao, Aliwén Antileo, Adolfo Millabur y Víctor Ancalaf. Nacía la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco-Malleco.

Desde entonces, el grupo se ha adjudicado diferentes atentados -entre ellos, ataques incendiarios, y quemas de maquinarias- como acciones de recuperación de tierras que algunas vez pertenecieron al pueblo mapuche.

6. Atentado contra fiscal Mario Elgueta

En 2007, Llaitul es detenido tras ser sindicado como el líder de los encapuchados que entraron al Fundo Las Praderas, de Forestal Mininco. Sin embargo, fue absuelto por el Tribunal Oral de Temuco. Un año después, en octubre de 2008, el fiscal Mario Elgueta sufre un ataque armado en la comuna de Tirúa. Llaitul vuelve a ser sindicado, y junto a tres comuneros ingresa a prisión preventiva por su eventual responsabilidad en el hecho.

En 2011, la justicia termina condenándolo a 25 años por robo y homicidio frustrado. Debido a su buen comportamiento, logra salir condicional en 2015. Finalmente, la Corte Suprema acoge un recurso de nulidad en su favor.

7. Detenido tras la Operación Huracán

Tras salir en libertad, en septiembre de 2017, Llaitul es nuevamente formalizado, tras ser investigado en el contexto de la fallida Operación Huracán, que le costó la salida a la cúpula de Inteligencia de Carabineros y a su general director.

Junto a otros cuatro comuneros mapuche, fue acusado por delitos de asociación de ilícita e incendio con carácter terrorista. Sin embargo, meses más tarde, se descubre que las evidencias presentadas habían sido inventadas. Los acusados terminan sobreseidos.

8. Supuesta muerte de su hijo

El 9 de julio de 2021, trascendió una información que señalaba que tras una acción de Carabineros en la comuna de Carahue, se había dado muerte a Ernesto Llaitul, uno de los cuatro hijos que el líder de la CAM tiene con su esposa Pamela Pezoa.

Los primeros antecedentes señalaban que los uniformados habían disparado a un grupo de comuneros que realizaba un ataque contra maquinarias forestales ubicadas en un fundo de Mininco.

Esa primera información fue altamente viralizada, y condenada por diversas autoridades, entre ellos el entonces diputado Gabriel Boric, que se encontraba ya en la carrera presidencial.

Sin embargo, tras ver el cadáver, el mismo Héctor Llaitul confirma que la víctima no era su hijo, sino Pablo Marchant, militante de la CAM.

9. “La guerra no conviene a nadie”

Meses después, Llaitul concedió una polémica entrevista a la agencia internacional EFE. Ahí reivindicaba la violencia política como método para devolver tierras que el pueblo mapuche considera ancestrales.

«La asumimos como absolutamente necesaria a la hora de confrontar un sistema de opresión que nos arremete también en un plano de violencia política, no solo a la hora de las persecuciones o la criminalización sino a nivel estructural a la hora de la negación de derechos», sostuvo en ese entonces.

Sus declaraciones llegaron semanas antes que el gobierno de Sebastián Piñera decretara el Estado de Emergencia en la Macrozona Sur.

Consultado sobre las eventuales salidas que podría tener la problemática, Llaitul señaló que «existe un temor profundo a asumir este conflicto de una forma seria y la derecha lo reemplaza por la política del garrote, sin desarrollarlo con la altura que merece. La reivindicación territorial va a seguir y esto no debiera tener un resultado de más violencia o más confrontación, la guerra a nadie le conviene».

10. Cambio de Gobierno y cruces con Siches

Con el 2022, llega el cambio de gobierno y Gabriel Boric a La Moneda. A pesar de anunciar que no aplicarían el Estado de Excepción en La Araucanía, la realidad le torció la mano.

Así fue como el Ejecutivo terminó por decretar nuevamente el estado de excepción. Cuando se preparaba esa opción, Llaitul emitió declaraciones que terminarían por ser clave en la ampliación de la querella de 2020 que hoy lo tienen prisión preventiva.

«A preparar las fuerzas, a organizar la resistencia armada por la autonomía del territorio y autonomía para la nación mapuche», dijo el líder de la CAM en mayo.

A estas frases, el 10 de junio, se sumaron sus dichos sobre las investigaciones que llevaba a cabo la Fiscalía por eventuales robos de madera.

«La madera que nosotros recuperamos es para tener recursos para generar los insumos para reconstruir el mundo Mapuche. Y para tener los fierros, y para tener los tiros, y para tener los implementos necesarios para defender a las comunidades y los procesos que se llevan adelante», indicó.

Notas relacionadas

Deja tu comentario