Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

4 de Noviembre de 2022

Seguro social, fin de las AFP y los $250 mil de la PGU: tres claves en disputa de la Reforma de Pensiones del gobierno

Tras el anuncio del Presidente Gabriel Boric sobre el ingreso del proyecto al Congreso en el transcurso de la próxima semana, ya se han resaltado los primeros nudos de la iniciativa. Aquí, un académico de la UDP experto en políticas públicas, junto al vocero de la coordinadora No + AFP, Luis Mesina, abordan algunos puntos en debate respecto de la apuesta previsional del gobierno.

Por

Tres grandes ideas fuerza. Las reforma de pensiones que presentó este 02 de noviembre el Presidente Gabriel Boric a través de una cadena nacional, contempla grandes cambios al sistema como lo conocemos. De hecho, el mismo Mandatario resumió los alcances de la reforma.

“Establece un sistema contributivo mixto, esto es que el monto mensual que recibirás se compone de tres pilares. Uno, mantiene el sistema de capitalización individual mediante los aportes obligatorios que pertenecen a cada trabajador; dos, el aporte proveniente del Seguro Social, de 6%, de cargo a los empleadores; y tres, el aporte que hace el Estado mediante la PGU, que será aumentado con esta reforma a 250 mil pesos, una vez que logremos aprobar, en el Congreso, la Reforma Tributaria”, dijo el Presidente.

Más adelante, además, Boric agregó que “las AFP, en esta reforma, se terminan”. Esto, pues el gobierno pretende que con esta legislación existan nuevos gestores de inversión privados, además de agregar una alternativa de carácter público para así fortalecer la libertad de elección de los afiliados. Asimismo, se creará un Administrador de Pensiones Autónomo (APA) que -dentro del Instituto de Previsión Social- será el encargado de las actividades de soporte o gestión de cuentas que actualmente tienen las AFP. Según el Ejecutivo, esto provocaría una baja en el costo de las comisiones para los trabajadores.

A grandes rasgos, esos son los principales componentes de la reforma que ingresará el Ejecutivo al Congreso la próxima semana a través de la Cámara de Diputados. En este contexto, eb The Clinic analizamos estas propuestas y te explicamos los puntos de tensión que tendrá su tramitación en el Parlamento.

¿Qué significa el sistema mixto?

En el nuevo sistema que se propone, los trabajadores seguirán cotizando un 10,5% de sus ingresos en cuentas individuales de fondos de ahorro. Por eso “cuando te jubiles vas a tener una cierta cantidad de dinero acumulado con todo lo que cotizaste, más los intereses de los fondos que se han ahorrado”, explica Rafael Sánchez, director del Magíster de Políticas Públicas de la Universidad Diego Portales.

“Ahora, ¿en qué difiere eso del 6% de cotización extra? Se va a lo que se llama la ‘cuenta nocional’. ¿Qué es eso y por qué es distinta de la individual? Hagámoslo simple: esto que vas a poner estos meses no van a ir a ninguna cuenta individual tuya. No va a estar la plata ahí, eso va a ir en algunas proporciones a pagar las pensiones de los jubilados hoy, por lo cual sería un reparto puro y duro. Porque los jóvenes de hoy que ponen estos 6 puntos, se van usar al tiro para pagar las jubilaciones de los que están jubilando hoy”, explica el ingeniero comercial.

Y agrega que “por eso se llama mixto, porque de tu cotización de 16,5%, 10,5 van a la cuenta individual y 6 a las cuentas nocionales. Entre ambas harían un sistema mixto con tu cotización”.

¿Terminan las AFP o no?

Para Luis Mesina, vocero de la Coordinadora Nacional No + AFP, el punto anterior “no es efectivo”.

“Lo que ocurre es que cambian de nombre. Se convierten en gestoras de inversión, pero el actual monto que constituye el fondo de pensiones -US$148.800 millones- va a seguir estando en sus manos. Son las mismas AFP que se van a reconvertir”, argumenta el dirigente.

A su juicio, además, aparecerían otros competidores de grandes grupos económicos, y continuaría la misma lógica de “financialización”. “Siguieron repitiendo la misma receta que en 41 años ha demostrado ser un fracaso”, acusa.

Para Sánchez, sin embargo, esta interrogante “depende de cómo se le mire”. En esa línea, explica que las AFP como operan en la actualidad, tienen dos grandes funciones. Por una parte, recibir las cotizaciones, administrar las cuentas individuales, y hacer publicidad para atraer cotizantes; y por otro, la gestión de los fondos, es decir, invertir los recursos para generar rentabilidades.

“El proyecto (de reforma de pensiones) básicamente toma la primera parte de la pega -que es administrar las cuentas- y las separa de la segunda. Tal como existen hoy día, se terminan. Y si quieren seguir, se van a tener que transormar en gestores de fondos”, puntualiza.

Según el, esta medida traería un beneficio a los cotizantes. “La ventaja de entregársela a una sola institución es que se ahorra mucho en costos de administración y ventas porque se evitan las comisiones de los vendedores y los costos de publicidad”, agrega.

Sube la PGU, pero ¿cómo se financia?

Fue el propio Jefe de Estado quién condicionó el aumento de la Pensión Garantizada Universal (PGU). La medida impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera, actualmente tiene un tope máximo de $193.917. Sin embargo, Boric dijo que si se aprueba la Reforma Tributaria del Ejecutivo, el beneficio alcanzará los $250 mil pesos.

A juicio de Luis Mesina, esta medida “es el respirador artificial para que siga el negocio de las AFP”. Además que con el aumento de la cobertura del Pilar Solidario desde 60 a un 90% de la población, Piñera “podía descomprimir la presión que había sobre los retiros y las AFP”, asevera el dirigente.

Sobre el financiamiento, considera “lógico” que será con mayor impuestos, pero que debería tener en cuenta que “relativamente, los pobres pagan más impuestos que los ricos en este país”. En esa línea, el dirigente considera que si la derecha busca “coherencia”, deberían ceder en la Reforma Tributaria.

Sánchez coincide en que ese financiamiento podría solventarse con una mayor recaudación. Sin embargo, advierte que “no es solo un tema de generar caja”.

“Una cosa es eso, y si se aprueba la tributaria se puede hacer, pero lo otro es cómo se afectan los incentivos. Yendo al extremo para que se entienda el punto; si por ejemplo voy a poner una PGU de $500 mil pesos, eso significa que toda la gente que eventualmente cotiza para pensiones esperando pensiones de hasta $500 mil pesos, no va a tener ningún incentivo a cotizar. Hay que tener cuidado entonces: no solamente en generar caja, pero también en los incentivos que tu no generas al mercado laboral”, concluye.

Notas relacionadas

Deja tu comentario