Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

11 de Mayo de 2024

Columna de la subsecretaria Nicole Cardoch: Los desafíos que dejó el Día Mundial de la Libertad de Prensa

Día Mundial de la Libertad de Prensa

"Si bien los desafíos han evolucionado con el tiempo, el compromiso con la libertad de prensa y la democracia sigue siendo imperativo para garantizar un futuro justo y transparente para todos los ciudadanos de América Latina y el Caribe", escribe la Subsecretaria de la Secretaría General de Gobierno, en esta columna de opinión.

Por Nicole Cardoch Ramos

La reciente conferencia por el Día Mundial de la Libertad de Prensa, celebrada en Santiago, finalizó con una declaración firmada por 32 países, en la cual se ratifica el compromiso de estos Estados con la libertad de prensa y detalla los desafíos que enfrentamos. Este texto se redactó justo 30 años después de la Declaración de Santiago de 1994, la cual consagró a las libertades de expresión y de prensa como piedras angulares de la democracia.

La Declaración sobre el Desarrollo de los Medios de Comunicación y la Democracia en América Latina y el Caribe de 1994, estableció un hito importante al reconocer la estrecha relación entre la libertad de prensa y la consolidación democrática, en una época en que la región venía saliendo de un periodo de dictaduras y regímenes autoritarios. Sin embargo, también puso de manifiesto desafíos como la concentración de la propiedad mediática, la falta de pluralismo informativo y la vulnerabilidad de los periodistas frente a la censura y la violencia.

Al revisar la declaración de la Conferencia del Día Mundial de la Libertad de Prensa 2024, se da cuenta de la emergencia de nuevos temas que reflejan la evolución del panorama mediático. La era digital ha ampliado el alcance y la velocidad de la información, pero también ha generado nuevos riesgos para la libertad de prensa y la integridad democrática, como la desinformación, la manipulación de la información y el acoso en línea. Los Estados hacen un especial énfasis en cómo estos fenómenos afectan particularmente a las mujeres periodistas y trabajadoras de las comunicaciones.

Asimismo, la Declaración de 2024 destaca la urgencia de adaptar las regulaciones de los Estados ante estos nuevos desafíos, pero siempre cuidando que estas respuestas mantengan el respeto irrestricto al Estado de Derecho y los derechos humanos. Además, reconoce la necesidad de proteger y fortalecer la independencia de los medios de comunicación, tanto tradicionales como digitales, frente a presiones políticas y económicas, asegurando así su papel vital como guardianes de la democracia y el derecho a la información.

Como Gobierno de Chile, hemos desarrollado diversas acciones en esta materia, partiendo por la convocatoria de la Comisión Asesora contra la Desinformación, cuyos informes se han convertido en una hoja de ruta para el desarrollo de políticas públicas que permitan combatir la desinformación en plataformas digitales, incluyendo campañas informativas y el desarrollo de recursos destinados a la alfabetización digital. Si bien los desafíos han evolucionado con el tiempo, el compromiso con la libertad de prensa y la democracia sigue siendo imperativo para garantizar un futuro justo y transparente para todos los ciudadanos de América Latina y el Caribe.

*Nicole Cardoch Ramos. Subsecretaria de la Secretaría General de Gobierno.

Notas relacionadas

Deja tu comentario