Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

9 de Julio de 2024

Cámara aprueba proyecto de diputada Orsini que establece penas para el Cyberacoso y la violencia digital: difusión de fotos íntimas pasaría a ser delito

Maite Orsini La diputada Maite Orsini (FA). Foto: Agencia Uno

La discusión —que pasará al Senado— también definió el hostigamiento como un delito, al cual podría tener penas desde los 61 días de cárcel o una multa que alcance casi los $400 mil.

Por

Durante el lunes, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que habla sobre Cyberacoso y violencia digital.

La iniciativa fue impulsada por la diputada Maite Orsini (FA), que previamente había liderado una agenda similar con la Ley Pack, en donde se buscaba sancionar la conducta de grabar una actividad sexual sin el consentimiento de la otra persona para luego difundirla. Sin embargo, según comentó a The Clinic, la medida quedaba “corta”, dado que había otras formas de “violencia digital”.

Fue por ello que surgió el proyecto aprobado ayer en la Cámara. En él se buscó prevenir, sancionar y erradicar la violencia digital. De hecho, uno de los argumentos utilizados fue que el espacio digital correspondería a una extensión del espacio público.

Entre las acciones tipificadas como delitos se contempló quien exhiba hacia otra persona “registros de imágenes” o “sonidos” que represente una acción sexual. A ello se suma, además, la difusión de imágenes íntimas de connotación sexual brindadas con consentimiento del (o la) afectado(a), pero que posteriormente se hayan divulgado sin consentimiento.

Para dicho casos (de envío, difusión o publicación) la pena será de presidio menor en su grado mínimo. Es decir, desde 61 a 540 días de cárcel. A ello se suma una multa que podría rondar entre las 11 a las 20 UTM ($720.000 a $1,3 millones).

Otras conductas tipificadas como cyberacoso o violencia digital

Dentro del proyecto de ley —que debe ser debatido en el Senado— también tipificó el hostigamiento como un delito. Orsini, en conversación con este medio, ejemplificó ese caso con el de la influencer Miau Astral.

En todo caso, la tipificación se encargó de definirlo como “conducta cuando, contra la voluntad de la víctima, de manera insistente y capaz de perturbar gravemente el normal desarrollo de su vida privada o su integridad psíquica, la sigue o vigila e intenta establecer contacto con ella por cualquier medio”.

La pena aplicable para dichos eventos sería de presidio menor en su grado mínimo. O sea, desde 61 días a 540 días. Eso o una multa de 6 a 10 UTM. A ello se suman agravantes, como el envío de fotos con “órganos genitales” o acciones de significación sexual.

Asimismo, se identificó el denominado “doxing“, que corresponde a la publicación de datos personales. Quienes realicen esa acción se expondrían a una multa de 6 a 10 UTM. La pena podría aumentar en caso de que se trate de un menor de 14 años quien sea la víctima, si quien realiza la acción ha sido cónyuge o con una relación o antigua relación sentimental con el(la) afectado(a), cuando el delito se efectúe de forma anónima, y cuando incluya la obtención de dinero o bienes.

“Las sanciones solo resultarán aplicables cuando el hecho no sea constitutivo de otro delito que merezca mayor pena”, se detalló. Aparte, para iniciar todo ese procedimiento, será necesario que la víctima denuncie el hecho ya sea en la justicia, el Ministerio Público, o las policías.

Notas relacionadas

Deja tu comentario