Bajo un sol despiadado, este domingo un centenar de palestinos y contrarios al conflicto en Gaza, se reunieron en la Plaza de la Constitución. Todos repudiaron la invasión de Israel a Gaza. Sin embargo estalló la bomba cuando un grupo de trotskistas furiosos funaron el discurso de Karla Rubilar (RN).


Por José Jiménez y Bastián Fernández