Esta mañana el subprefecto de la Policía de Investigaciones (PDI), Álvaro Thiele, explicó que las supuestas fotografías que corresponderían al vehículo del subdirector operativo de la policía civil, Óscar Gutiérrez, en el club nocturno Lucas Bar, eran nada menos que “un intercambio de conocimientos y experiencias con la policía europea, en el contexto en que ellos vinieron a Chile a ver dónde se movilizaban, sobre todo, los eurolanzas”.

Consultado esta tarde el director de la PDI Arturo Herrera, afirmó que “la explicación que dio el jefe de Asuntos Públicos está altamente errada y no es lo que yo querría que se dijera al respecto”.

“Lo que tiene que decir simplemente es que hay una investigación respecto a quién es el dueño del vehículo y por qué estaba el vehículo ahí”, declaró el jefe de la institución a Cooperativa.

Herrera sostuvo también que el jefe involucrado en la denuncia negó haber estado en el lugar, “entonces yo tengo que creerle al subdirector operativo”. Además, descartó que el uso de recursos públicos en un cabaret y negó que sean actividades recurrentes.

La denuncia se desató durante la audiencia a la banda “Los Valladares”, donde el detective dado de baja, Francisco Lapolla, que estaba formalizado en ese caso, sostuvo que cuando los detectives allanaron su casa, imaginó que buscaban las fotos que tiene del auto fiscal de Óscar Gutiérrez en el estacionamiento del “Lucas Bar”.