Traducción:
Anverso
Había una vez una niña que era ciega y tenía un pololo. Y la niña encontró un donante de ojo. Y la niña al ver a su pololo, que era ciego, y entonces terminó con él. Entonces encontró una carta que decía “te doy mis ojos para que conozcas el mundo”.
(Lo que hace una persona por el amor de otra)
(Alejandro Antonio Morales Alvarado)

Reverso
Hoy 27-09-09 escribí mi nombre
Jano Morales de Melipilla
Colegio San Manuel
Calugón Pelayón
Verga, Vergaxu
:)