El ministro de Transportes y ex integrante del consejo de la empresa Turbus, Pedro Pablo Errázuriz, salió al paso de la lluvia de críticas que ha recibido debido a la investigación por colusión que lleva la FNE en contra de esta empresa en conjunto con Pullman Bus.

En entrevista con Radio Biobío el titular del MTT aseguró que “Desde el consejo asesor de Turbus no conocimos ninguna actividad que se riñera con la parte legal. De haber sabido habría presentado la renuncia”. Hay que recordar además que durante 2010 mientras Errázuriz era asesor de la “verde”, la empresa recibió 220 multas del Ministerio del Trabajo.

Errázuriz quiso aclarar que estaba en conocimiento de que la Fiscalía Nacional Económica había requerido información pero no más que eso. “Quiero ser muy preciso, supimos que se le había solicitado información a la empresa y dijimos que había que ser muy transparente en la entrega de ésta por lo delicado del tema”.

Tomando distancia de su rol en Turbus, el también ex presidente del directorio de la sanitaria Essbío, explicó que el hecho es “gravísimo e inaceptable”, pues afecta la confianza de los pasajeros.

El titular de la cartera que regula el transporte y las comunicaciones en el país, señaló la importancia del rol de la Fiscalía Nacional Económica en el caso indicando que “todo lo que la FNE decrete para asegurarse que los hechos no volverán a ocurrir es valorable”.

Respecto a un posible conflicto de interés en su actual rol de ministro, Pedro Pablo Errázuriz dijo que “quizás el hecho de haber estado en el otro rol me haga ser más estricto aún”.