El fiscal encargado de la Unidad de Delitos de Alta Complejidad, José Morales, pidió una audiencia para formalizar los tres acusados de malversación de caudales públicos en el Servicio de Salud Occidente en un hecho denunciado por el ministro de Salud, Jaime Mañalich, a comienzos del mes.

Se trata de el ex encargado de finanzas del servicio, Rigoberto García-Huidrobro y el socio de la empresa Santa Elbita, Sergio Flores, quien presuntamente habría sido el destinatario del dinero.

Ministerio Público cuenta con documentos que probarían el pago de facturas a Santa Elbita, supuesto proveedor del servicio, por servicios sin respaldo. Aunque el ministro Mañalich denunció que el fraude ascendería a los 10 millones de dólares, por ahora solo se tiene antecedentes del desvío de 160 millones de pesos.

El Séptimo Juzgado de Garantía deberá fijar una fecha para que se lleve a cabo esta primera audiencia, en una de las aristas del fraude denunciado.