El MAC Quinta Normal ha sido invadido por una serie de proyecciones del artista suizo-alemán Louis Von Adelsheim. La innovadora propuesta, llamada “MOVIMIENTOS”, transforma al museo en una especie de edificio viviente en que el visitante interactúa con la obra. Para que se haga una idea: En el hall de entrada al museo hay una instalación de espejos paralelos donde se puede experimentar la sensación de infinitud del propio cuerpo, todo esto mientras un ojo gigante observa a quiénes recorren las dependencias del MAC.

Von Adelsheim invita al público a abrir su mente y pensar que el museo es como un templo. A su juicio “un museo es distinto de un televisor, hay que darse tiempo y cultivar la paciencia”. La exposición ha tenido una concurrencia inusual con más de ocho mil visitantes, revitalizando la asistencia al MAC Quinta Normal. Por sus características interactivas, la obra incluso ha sido bien recibida por los niños. El artista cuenta que “en una de las salas vi a 12 niños sentarse en posición meditativa e imbuirse en la obra”. Otras de las instalaciones, invitan al espectador a contemplar la llegada de un jet o ingresar a un monasterio del Tíbet.

El director del Mac, Francisco Brugnoli, califica a MOVIMIENTOS como “una obra inconmensurable”. Y es que las proyecciones de Von Adelsheim se despliegan a través de los 1500 metros cuadrados del museo, incluyendo su fachada. En las tardes se puede apreciar como esta fachada se viste de colores con la proyección de grafities recolectados entre artistas callejeros de Santiago.

Esta es la última semana en que la instalación audiovisual estará abierta el público, así que solo tiene hasta el domingo para contemplar MOVIMIENTOS. Pero no se preocupe por el valor de la entrada. De martes a sábado son 400 pesos para estudiantes, 600 para adultos y el domingo es GRATIS. Para llegar al MAC Quinta Normal, se puede bajar en la estación Quinta Normal en Matucana 464.

Video con la instalación en la fachada del MAC: