El director de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Gonzalo Yussef, afirmó en la comisión investigadora del Caso Bombas de la Cámara Baja que está completamente seguro de que los acusados de poner los artefactos explosivos son culpables, pero que gracias a jueces “garantistas” se encuentran en libertad, después de que los tribunales desecharan pruebas importantes en el proceso.

Según el abogado y ex militante de RN, su entidad entregó más de 500 informes del caso a La Moneda, y según él, los autores de los bombazos también están involucrados en la muerte del cabo Luis Moyano, en 2007.

En su declaración ante la comisión investigadora, Yussef afirmó que el Caso Bombas se perdió porque un Tribunal “garantista” echó por tierra miles de pruebas presentadas por el Ministerio Público, entre las que se encontraban, por ejemplo, afiches de grupos de rock y documentales como La Batalla de Chile.

En este sentido, el abogado señaló que es necesario realizar reformas al sistema judicial: “Esta es una modificación importante porque, a lo mejor no en este caso, pero puede haber una red de pedofilia investigada por diez años y hay un juez que tiene un cierto criterio y excluye toda la prueba y esos pedófilos van a quedar libres”.