Augurando una compleja votación durante este martes, el senador independiente por la Región de Magallanes Carlos Bianchi criticó a sus pares y al ministro de Economía, Pablo Longueira, por presionar para sacar rápido la nueva Ley de Pesca impulsada por el gobierno.

Bianchi declaró que sería “impresentable” que no se inhabilitaran los parlamentarios que tienen o han tenido intereses en la actividad, los que son de público conocimiento según el legislador. “Se ha visto en todos los medios que está el senador (UDI Jovino) Novoa, el senador (y presidente de RN Carlos) Larraín, el senador (UDI) Alejandro García-Huidobro, se ha dicho del senador (DC Andrés) Zaldívar; hay cuatro o cinco senadores que han tenido en algún momento participación en empresas (pesqueras), y me parece que lo lógico y lo transparente es que ellos se inhabiliten de votar el día de hoy”, señaló hoy en Radio Cooperativa.

“Tienen que inhabilitarse, absolutamente, pero ustedes han escuchado las declaraciones de ellos, que no pretenden hacerlo”, dijo, sobre la iniciativa que ayer desechó la entrega a perpetuidad de recursos pesqueros a los industriales, y que hoy podría pasar a Comisión Mixta si es rechazada en sala.

Ante todo, el senador patagón señaló que lo se prevé hoy será en un ambiente muy complejo en el Congreso. “Hoy día van a ocurrir muchas cosas, desgraciadamente algunas más extremas. (…) Los industriales han traído 40 y tantos buses con más de 2.500 personas para producir una situación compleja en el interior y exterior del Congreso. Hay presiones por montones”, señaló.

Finalmente, Bianchi le pegó tremendo palo al gobierno y específicamente al ministro de Economía, Pablo Longueira, por presionar para que la ley salga aprobada lo antes posible. “Todo esto se ha hecho con tirantez, forzando. Ayer el ministro Longueira pretendía que esto se votara en una comisión en tres horas, lo que era absolutamente inviable. Por eso ayer dimos muestra de autonomía y votaremos hoy durante todo el día, lo que parece razonable”, dijo.

Finalmente, el legislador mencionó que si bien se ha avanzado en algunos puntos, “falta tener una mayor fiscalización, que no se concentre el poder en pocas familias, en pocos grupos económicos. A mi entender la ley desfavorece enormemente a la pesca artesanal. Por eso la hemos votado ya dos veces en contra”, señaló a la radio.