Recalcando que no sabía que había sido grabada, Mariana Marino hizo la declaración a la PDI el miércoles pasado después que que se filtrara por internet un video donde aparece teniendo sexo con su ex pololo, Ronny Dance.

Según el diario La Cuarta, la declaración de la argentina revela que ella supuestamente nunca se enteró que la estaban grabando porque no era raro que hubieran cámaras en el departamento de Dance, quien en ese momento (2007) estudiaba comunicación audiovisual.

Junto a eso, la curvilínea modelo argentina señaló que la escena ocurrió en el departamento del “bailarín”, en Providencia.

Cabe recordar que el viernes, el aludido aseguró en el programa Primer Plano de Chilevisión que él también era víctima, que Marino sabía que estaba siendo grabada y que el video se le había perdido e incluso él ya se había olvidado que existía.