El último sencillo de David Guetta, “Play Hard” fue grabado en México mostrando diversos estereotipos de la cultura del país del norte de américa que han despertado polémica entre los mexicanos por considerarlos ofensivos, en algunos casos.

Por ejemplo, una de las imágenes muestra a una modelo con las cejas unidas, recordando a la pintora mexicana Frida de Kahlo. Además, otras dos modelos aparecen chupando un helado rosado provocativamente lo que también ha despertado molestia entre algunos mexicanos.

El video, inusualmente, tiene más de 16.000 comentarios. Cerca de 40.000 “me gusta” y cerca de 12.000 “no me gusta”, mostrando la disconformidad de parte de su público.