Vía PlanetaCurioso

Pero no siempre se puede tener todo, así que la opción que nos queda es tener una actitud positiva y dar lo mejor de nosotros mismos. Por eso aquí te dejamos algunos tips para poder comenzar con el pie derecho.

1) Come un desayuno adecuado

Claro para empezar con energías es vital que nos alimentemos sanamente y esto es indispensable a la hora del desayuno, la comida más importante del día, aunque suene choteado. Y es que no solo fortalece nuestra condición física sino también la mental, algo ideal para hacer frente hasta los más pesados días de trabajo.

2) Llega a tiempo

La puntualidad a muchos nos cuesta, pero si nos esforzamos por estar a tiempo tendremos una mejor actitud el resto del día, nuestra forma de pensar será mejor, además de que esto nos dará un sentimiento de logro, según palabras de Lynn Taylor, un experto en el lugar de trabajo nacional.

3)Comienza el día con un borrón y cuenta nueva

Nada mejor que empezar de cero, aún cuando tengas que tratar temas de días anteriores intenta tratar cada día como uno nuevo. Tal vez tengas alguna idea nueva, sea lo que sea aprovecha lo que está sucediendo en el inicio de la jornada.

4)Organiza tu día

La primera hora de la jornada de trabajo es el mejor momento para evaluar las prioridades y centrarse en lo que es absolutamente necesario lograr. Haz una lista de cosas por hacer, o actualiza la que ya hiciste el día anterior, y trata de atenerte a ella. Si tu jefe tiene una necesidad urgente, puedes quizá hacer un ajuste. Por cierto, determinar el tiempo para cada actividad también puede ayudar.

5) Consulta con tus colegas

Según los expertos esto aumenta las posibilidades de logro considerablemente. Aunque solo sean de 5 a 10 minutos donde compartan los objetivos y la meta principal para el día puede enfocar y conectar al equipo.

6)Recuérdate a ti mismo el propósito de tu trabajo

Tener el objetivo claro siempre es un poderoso motivador. Volver a conectar con lo que realmente importa en tu trabajo, lo que estas tratando de lograr en última instancia, y para quién, puede ayudarte a sentirte más motivado y te ayudará a concentrarte en las áreas prioritarias de tu trabajo.

7) No te distraigas con la bandeja de entrada

Sí es algo difícil, pero si lo haces tenlo por seguro que perderás demasiado tiempo. Quizá recibas correos urgentes, algo importante de trabajo, pero si no te concentras en revisar y contestar solo los de este tipo seguro te verás enfrascado en una multitud de e-mail sin sentido y por los cuales habrás arrojado a la basura mucho tiempo y toda tu agenda del día.

8) Realiza las llamadas importantes y envía los e-mails urgentes.

Si sabes que necesitas ponerte en contacto con alguien ese día, hazlo a primera hora de la mañana. Si esperas hasta el mediodía, hay una mayor probabilidad de que no lo logres o no completes tu trabajo. Y más cuando para continuar con las tareas o para finalizarlas necesitas la información de ese contacto.

Revisa el resto haciendo click aquí.