El Colectivo Crear 1968 pegó decenas de soldados de juguete en el piso adyacente a La Moneda, emulando a los que la atacaron hace 4 décadas.

 

Una versión a escala de La Moneda incendiada, hecha por la diseñadora Julieta Cruz, fue presentada frente a la original en diversos puntos de la Plaza de la Constitución.

 

Intervenciones urbanas recordaron el horror de las primeras horas de la dictadura que comenzaba.

 

 

Y las últimas horas del Presidente Allende.