“Que (Zalaquett) no joda la pita”

Joder la pita: dícese de la acción de fastidiar, molestar, huevear. Considerando que Don Carlos hacía alusión a Zalaquett, la frase puede ir acompañada de un “iiiiiiiiiiiiiiiiiii”.

“Les vinieron teleles a todos ahora para cambiar el binominal”

Telele: en palabras del mismo Carlos Larraín, dícese de una cosa nerviosa que te da. Sin embargo, en palabras de Fernando Paulsen -quien le respondió en Tolerancia Cero- vendría siendo la versión elegante de “churrete”. Como sea, es el equivalente a decir que algo te dio escalofríos.

“Creo que en la izquierda están preparando la chupilca del diablo, nos van a dar un chupinazo y nos van a volar la sesera”.

Chupilca del diablo: dícese de una bebida alcohólica, preparada con aguardiente y pólvora, distribuida entre los soldados chilenos durante la Guerra del Pacífico, con la cual aumentaban su fuerza y agresividad.

Chupinazo: dícese de un golpe fuerte.

Sesera: parte del cráneo humano en la cual se ubica el cerebro, órgano del sistema nervioso que es utilizado entre otras cosas para pensar.

“En este país estamos llenos de pipiolos”

Pipiolo: denominación coloquial con que se conocía en Chile a los liberales, durante la primera mitad del siglo XIX.

“Soy un pije de ciudad”

Pije: término usado antiguamente para referirse con resentimiento a una persona rica y acomodada, diferenciándola del ciudadano “común y corriente”. También es usado para referirse a alguien petulante o siútico. Vendría siendo lo que es ahora “cuico”.

“Si se elige de nuevo a Bachelet va a ver una desilusión calamórrica”

Calamórrico: deriva de la palabra “calamorro”, que es un zapato grueso y contundente.

“No faltarán los tontinos que quieren echar abajo nuestras instituciones que dicen que esta elección, con tan poca votación, no es representativa”

Tontino: a pesar de no encontrar la fuente exacta, todo indica que es una forma elegante pero despectiva, de decir “tonto”, “retrasado mental”, o “aweonao”.

“Doña Michelle Bachelet le puede hacer trululú a los locos de su mayoría, que son varios”

Trululú: sinónimo de “leru leru” y “huichipirichi”, palabras utilizadas para burlarse de alguien. Suele ir acompañada de un gesto burlesco. Es también un conocido helado de la marca Savory. Suponemos que a Carlos Larraín le gusta el trululú.

“No por una yegua, vamos a detener la trilla”

Yegua: dícese de la hembra del caballo.

Trilla: acción agrícola de separar el grano de la paja.

En este caso, lo que Don Carlos quiso decir es: “No porque la yegua de Lily Pérez se haya ido, RN no va a seguir adelante”.

“Oye, el cocho que se les va a armar con la educación en manos del Estado…”

Cocho: alimento preparado en base a harina tostada, agua y azúcar. A diferencia de ulpo, el cocho es de una textura más densa (como una pasta) y se sirve caliente. En idioma de mamá a su hijo, “cocho” es una forma tierna pero cargante, de decir “coso” (Ej: “mi cocha mocha” = “mi cosa hermosa”).

“No, es que puchalé po oye”

Puchalé: palabra que viene de “push” (“empujar”, en inglés), aunque es posible que Larraín haya usada la expresión como una derivación de “pucha”.

“Olvídate el guirigay que se va a armar”

Guirigay: dícese de una confusión provocada por varias personas hablando al mismo tiempo sin ningún orden, o de un lenguaje difícil de entender.