La presidenta de la Feuc, Naschla Aburman, comentó hoy la situación que vivió el domingo pasado, cuando durante el plenario Confech en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, se retiró antes de tiempo, enojada porque no hubo una condena expresa a la violencia y a algunas amenazas recibidas personalmente en su departamento.

“Las amenazas al interior del movimiento estudiantil no pueden ocurrir”, señaló la dirigente, quien además dijo que lo que había pedido en la plenaria “fue que no solo que se me respaldara a mí, sino que al movimiento en su conjunto”, según contó en el canal 24 Horas.

La representante de los estudiantes de la UC señaló que “en la plenaria no se quiso tomar una postura frente a la violencia como Confech” y que su reacción tiene que ver con que “si al ser vocera voy a recibir amenazas, yo no voy a jugar con esas reglas”.

Aburman agregó que ayer por la tarde, cuando de reunió el Zonal Metropolitano de la Confech, se llegó a un acuerdo de que en la próxima plenaria el Confech va a tomar una postura frente a esto, que “puede tener una o diez páginas pero debe ser clara”.

“En el Confech hay de todas las posturas que te puedas imaginar. Es difícil tomar una postura clara de un día para otro, pero cuando la violencia está de por medio es necesario poner freno a eso. Yo no me muevo por una cuestión de cuantos están detrás mío en cuanto a apoyar mi postura, sino en base a principios y cosas que a mi parecen fundamentales, de sentido común, por lo mismo creo que hay que tomar una definición”, dijo.

Finalmente, la vocera e integrante de la mesa ejecutiva Confech dijo que dentro de la organización estudiantil hay que llegar a consensos, porque siempre ha sido así. “Acá hubo una diferencia, yo no lo voy a negar, pero esperamos poder avanzar en tomar una postura y que las cosas se vayan resolviendo en el espacio que es para eso”, dijo.