pedro machuca

El médico Rodrigo Martínez fue uno de los ex alumnos del colegio Saint George que en 1973 vivió un experimento inédito de integración social, que años después sería retratada en la película Machuca, de Andrés Wood. En esta columna, publicada por Ciper Chile, recuerda cómo fue la experiencia educativa que obligó a niños de distintas clases sociales a trabajar en conjunto para aprender y la compara con la reforma educacional que se está llevando a cabo.

“Aquel 5 de marzo de 1973 tuvo un ingrediente especial para todos los alumnos que asistimos al primer día de clases en el Saint George´s College. Muchos de nuestros antiguos compañeros no ocupaban sus puestos habituales.

Desde mi banco, traté infructuosamente de visualizar a Lyon y a Egaña; tampoco Irarrázabal parecía estar presente. Mi primera sensación fue de decepción. Tenía muchísimas ganas de contarles lo bien que lo había pasado en las vacaciones de verano. Tardé un poco en comprender que algo extraño ocurría, posteriormente tuve el presentimiento de que ya no volvería a verlos. ¡Pobre de mí! ¿Con quién jugaría fútbol en los recreos?

En reemplazo de mis queridos amigos, observé caras muy distintas. Posteriormente supe que los nuevos alumnos provenían, en su mayoría, de la Población El Esfuerzo. Un campamento marginal emplazado en la ribera sur del río Mapocho, cercano al sector de La Pirámide, lugar donde recientemente se había trasladado nuestro colegio.

La integración de alumnos de una población ‘callampa’ a uno de los planteles educacionales más prestigiados del país había provocado gran revuelo entre un amplio sector de los apoderados, quienes raudamente habían retirado a sus hijos del establecimiento. Definitivamente, no estaban de acuerdo con el nuevo ordenamiento que pretendía instaurar el father Whelan, rector y miembro de la congregación Holy Cross.

 

Sigue leyendo en Ciper