Ricardo Lagos

En una amplia entrevista al diario El Mercurio, Ricardo Lagos se explayó sobre lo humano y lo divino en la semana en que hizo su reingreso a la arena política tras las críticas que realizó a los dos últimos gobiernos por el déficit de inversión en infraestructura, críticas que fueron aplaudidas de pie por los empresarios de Icare.

Sobre las reformas que está implementando el actual gobierno, Lagos dijo que “Si se hace algo en contra del sentido común de una gran mayoría del país, se corre el riesgo de que eso se tome como bandera de lucha de la oposición”.

Respecto al tema de la infraestructura que lo trajo de vuelta a la política más dura, Lagos dijo que “Bajamos la guardia, no mantuvimos el ritmoy eso es lo que uno echa de menos. lo que reclamo es que haya una continuidad en las tareas gubernativas de este tipo”.

En cuanto a la reforma tributaria el ex mandatario señaló que “no quedé contento con el impuesto verde. La mayoría de los que contaminan están exentos. PEnsé que lo iba a tramitar el ministro del Medioambiente”.

Abordando el tema de la retroexcavadora y los acuerdos, Lagos declaró que “hace cuatro años atrás yo dije estamos en un nuevo ciclo político y socioeconómico (…) mi llamado era “pensemos cuáles son las tareas para adelante. En ese sentido se puede decir que eso es refundacional, porque es otra etapa. Peor de fondo, se quiere seguir con los mismos propósitos del accionar político, que es tener una sociedad mejor (…).

En la misma línea Lagos agrega que “A veces vas a a necesitar una retroexcavadora para cambiar algo de raíz. Yo en Caleu tuve que llevar una retroexcavadora para transplantar unas palmeras, pero era para reemplazar unas palmeras pro otras, era para preservar las palmeras”, comenta entre risas.

Respecto al tema energético, el ex mandatario manifestó que “Si todo termina en la justicia, quiere decir que la toma de decisiones no está clara. En la conversación que tuvimos para el tema minero, surgió si la consulta a las comunidades donde están enclavados los recursos mineros es vinculante o no. Yo dije que me parecía un poco injusto porque le daba derecho a veto a un grupo sobre algo que era de todos los chilenos. Para mi sorpresa, un empresario dijo “yo estoy de acuerdo que sea vinculante y me la jugaré porque se apruebe, pero si no, yo junto mis papeles, pierdo la plata y me voy. Pero de igual manera pido que sera vinculante si se gana”. O sea que ninguno de esa comunidad pueda, después, presentar un recurso a los tribunales.

Consultado por Hidroaysén, el ex presidente dijo “para mí, lo más importante era saber cuál era el caudal indispensable que había que dejar para que el Baker estuviera en condiciones de regar toda la cuenca. Porque si, por consecuencias del cambio climático, la agricultura llega al sur, no podremos decir que no se puede usar el agua del río porque debemos usarlas en las represas de más abajo. Eso es lo que yo llamo pensar a largo plazo”.

En la misma línea agregó que “No se puede demonizar determinado tipo de actividades porque el ser humano es más grande que eso”.

Respecto a sus dichos sobre las concesiones, Lagos dijo que si hay una actividad de infraestructura dodne es rentable que alguien ponga la plata y después la cobra, me libera de recursos públicos que voy a necesitar para otras cosas. No es que yo sea un fanático, pero si tenemos dificultades financieras. Ahora, si me dicen que se puede hacer subiendo impuestos, está bien. Pero ahora no hay espacio para eso”.

Consultado si es necesario reordenar las prioridades en materia económica, el antecesor del primer gobierno de Bachelet manifestó que “le voy a decir lo que dije una vez al ministro Eyzaguirre cuando yo era presidente. Estabamos discutiendo las normas de evasión y se nos produjo el bajón del 2001. Entonces me dice, ¿Usted cree que será el momento adecuado? Le dije “Mire, en materia de impuestos nunca es el momento adecuado. Cuando vamos para abajo, no conviene, y cuando vamos para arriba como a espuma, mejor no tocar nada. No, hay cosas que se pueden abordar al mismo tiempo. Creo que en eso ha habido coraje para colocar los temas que ha querido el Ejecutivo y que hoy están en la opinión pública.

Lagos dijo que ve a Eyzaguirer “Con el mismo dinamismo que ha tenido siempre parea enfrentar tareas difíciles”.

Consultado por si hay que llegar a acuerdos en la reforma educacional como se hizo en el tema tributario Lagos manifestó que “siempre se tiene evaluar. Efectivamente si usted hace algo que va en contra del sentido común de una gran mayoría del país, se corre el riesgo de que eso se plantee como bandera de lucha de la oposición. No me gustaría, por ejemplo, que esta reforma tributaria que se va a aprobar, termine siendo la bandera de lucha para derogarla en la próxima elección presidencia. Tres años pasan muy rápido y hay tanta gente preocupada de candidatos. No estoy diciendo que hay que llegar a acuerdos por temor a eso, pero me parece tan obvio lo que estoy diciendo”.