CARLOS

Carlos – Bastián Bodenhofer

Carlos, el tío. Hermano de Teresa. Hola, soy el tío Carlos. Me vine al fundo de la familia en el sur a pasar un verano tranquilein, como digo  yo. Últimamente se ha puesto complicada la cosa, como ustedes saben, acá en el sur llevan años dándole con la deuda histórica. Al principio pensé que se referían a un problema de caja, pero parece que no (otro de mis famosos chistes).

Este verano, mi compadre está decidido a acabar con las carpas. Yo la verdad lo apoyo, principalmente, porque no tengo nada que hacer. Además, si me puedo tomar un buen vino y sacar una buena conversa, me da lo mismo que se mueran estos pescados… Total nadie los pescaba
(otro de mis chistes).  Como pueden ver, soy un hombre de gustos sencillos. Otro gran problema que está teniendo mi compadre son las amenazas de los vecinos revoltosos que tenemos. Al parecer, los chistositos le están dejando recaditos en los cercos. Mejor que no hagan tanto boche, si no van a terminar como las carpas (ese no es otro de mis chistes).

TERESA

Teresa – María Izquierdo

Hola, soy la Teresa, y la verdad no tengo idea donde estoy. Le he dicho al Pancho, mi marido, que me deje de molestar y me deje en paz con mis tejidos. Como no lo hace, decidí tomarme la siguiente dosis: un vino blanco en la mañana (botellón completo), tres ravotril, un whisky al almuerzo, dos prozac, un relajante muscular, vino tinto y del otro. Eso solo al desayuno. De esta forma, me mantengo alejada de todo tipo de conflictos con mi hijas Manena e Isidora, y con los vecinos, que ya no sé si son mapuches o miembros de Al Qaeda, aunque para mí son lo mismo. Le he dicho a mi marido que la verdadera solución al conflicto mapuche es comprarnos un terreno más al sur, pero él no entiende y está obsesionado con este campo lleno de pescados feos que no sirven para nada. En el último tiempo, he sentido que las cosas están cambiando por acá, así que decidí duplicar mi dosis este próximo verano.

MANENA

Manena – Francisca Walker

Soy Manena Ovalle, tengo 16 años, estoy pasando a tercero medio. Como todos los veranos, mi hermana y yo nos vemos forzadas a venir a la casa de veraneo en el sur. Mi papá nos obliga a venir tres semanas a pasar las vacaciones en familia, el problema es que mi mamá está tan
empastillada que no se da cuenta la fijación de mi viejo por eliminar las carpas y alejar a los mapuches del sector. ¿Quién quiere viajar a New York de vacaciones? Si se puede disfrutar
de estos aburridos lujos. Aún así este lugar es hermoso, pero extraño a mis amigos. Acá solo queda el Lorca, con quien me he vuelto muy cercana (1313). Él me presentó a Pedro, a quien la verdad conozco desde chica pero recién ahora le vengo a prestar atención (1414). Me siento rara, siento que mi familia no está haciendo las cosas bien. Siento que no pertenezco a ninguna parte.