javier macaya a1

Quitarle la bandera de lucha de la Comisión Investigadora sobre platas políticas al partido comunista y aparecer en la ofensiva en el día que se espera que el Servicio de Impuestos Internos curse, al fin, la denuncia en la arista política del caso Penta para que la Fiscalía de Alta Complejidad pueda indagar sobre el eventual desvío de recursos para financiar proselitismo. Ese el trasfondo de la decisión gremialista de ingresar hoy la solicitud para constituir una instancia indagatoria donde se analice el financiamiento de la totalidad de las campañas políticas del año 2013 y que no se centre exclusivamente en el holding Penta como había propuesto la Nueva Mayoría, en particular el PC.

La decisión, promovida como un contraataque por el secretario general del partido, Javier Macaya, surge, explican en el partido, luego de un análisis sobre los costos en imagen que ha traído el caso para el gremialismo y el provecho político que, afirman en la entidad, ha sacado el Gobierno de la situación.

En especial, explican en la UDI, molestó que el portavoz gubernamental, Álvaro Elizalde, afirmara, sobre un eventual acuerdo político pro transparencia que “bajo ninguna circunstancia el gobierno avalará un manto de impunidad respecto de los delitos que está investigando la fiscalía, porque hoy en día nadie está sobre por sobre la ley”, cuando en concreto, destacan en la tienda, no se ha pedido “frenar” la labor del Servicio de Impuestos Internos ni de la Fiscalía.

Sobre este punto, el senador Hernán Larraín precisó a The Clinic Online que “las instituciones deben funcionar. Nadie está pidiendo nada que se aleje de la ley. Personalmente he estado intentado un acuerdo sobre el financiamiento de la política antes del caso Penta y es algo que voy a seguir haciendo porque creo que es conveniente”.

Entonces, recalcan fuentes de la tienda, lo que persigue la comisión investigadora es poner el foco en los otros partidos y campañas, como explicó ayer Macaya quien adujo que se busca “tener la posibilidad de realizar una investigación más amplia del financiamiento de las campañas del año 2013, lo que implica -y aquí hay que hablar sin doble estándar ni hipocresía- que las personas que pretendan llevar a partir de rumores y filtraciones al Congreso esto, que si se va a hacer una investigación a las campañas que se haga a todas las campañas”.

La oportunidad para lanzar esta estrategia no es casual: Fuentes de la tienda manejan la información de que  en el transcurso de hoy, el SII va a cursar la denuncia para que el fiscal Carlos Gajardo profundice en posibles irregularidades en los recursos destinados a campañas políticas y la idea es que la votación de la Comisión Investigadora amplia y transversal sea la otra noticia en la agenda.

Un diputado precisa que “sería impresentable que después de todo lo que se ha dicho sobre este caso, los parlamentarios oficialistas desistan de apoyar esta instancia, pero sabemos que para ellos también es complicado exponerse a que sus cuentas sean revisadas con la misma dureza con que se están revisando las de la UDI”.

Sobre el tenor de la denuncia, en la colectividad la tesis es que ésta no traerá nombres lo que deja en una buen posición a Gajardo para investigar la causa.