PENTAGATE-CHOCLO-LAVIN

La grabación que realizó el ex director de Penta, Hugo Bravo al controlador del holding Carlos Eugenio Lavín el pasado 7 de septiembre, sigue entregando información. En un trozo del registro al que accedió este diario, ambos conversan sobre lo caro que resulta tener un estudio de abogados en estos tiempos. Bravo le dice: “No son baratos y el tuyo debe costar cinco veces más”. Y después de unos segundos, Lavín con tono quejoso responde lo que debe pagar: “Cien mil dólares mensuales”.

Transformados a pesos los penalistas Davor Harasic y Julián López, quien defienden también a Carlos Alberto “choclo” Délano, cobran poco más de 60 millones.

Ahora bien, de acuerdo con la información recabada por este diario, los profesionales fueron contratados en junio pasado y si el caso tiene una tramitación rápida podría durar al menos hasta junio del próximo año: son $ 720 millones. Eso sin contar los más de 1.000 millones que Délano y Lavín pagaron a la Tesorería, luego que en su denuncia por el delito de boletas ideológicamente falsas, el SII estimara el perjuicio fiscal en $ 460 palos.

Hay que recordar que “los Carlos” contrataron a otros estudios. Acuña y Compañía para la demanda que interpusieron por un cheque protestado de Bravo en el Octavo Juzgado Civil.

En tanto, el bufete de Álvaro Pizarro los patrocina ante el Segundo Segundo Tribunal Laboral, donde están requeridos por Bravo, quien alega despido injustificado, solicitando 2.300 millones como indemnización.

Si a lo anterior se suman los honorarios de Imaginacción, la empresa de Lobby de Enrique Correa y Extend de las hermanas Velasco y Rumbocierto de Valentina Giacamán. Una cifra conservadora indica que el costo estimado de todos los contratos, incluidos los juristas, superaría fácilmente los 100 millones al mes.

La ecuación se cumple: más dinero=mejor defensa. “Los Carlos”, lo saben bien.

Este diario requirió una versión de parte del estudio Harasic y López, pero se indicó que no habría comentarios.

Escuche el audio completo