Ezzati vertical

El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, también se refirió al giro que dio el Caso Quemados luego que el exconscripto Fernando Guzmán rompiera el pacto de silencio y contara lo que realmente pasó ese 2 de julio de 1986 cuando fue asesinado Rodrigo De Negri y Carmen Gloria Quintana terminó con gravísimas quemaduras en su cuerpo, producto del brutal ataque de una patrulla de soldados.

“La existencia de pactos de silencio -sea que se los llame así o que se trate de otros modos de encubrir crímenes de lesa humanidad- atenta directamente contra los propósitos de reconciliación que tanto se necesitan”, manifestó la autoridad eclesiástica, según consigna La Tercera.

Además agregó que “la sociedad tiene el derecho a conocer, a saber lo que realmente ocurrió, para que nunca más vuelvan a suceder hechos tan dolorosos”.

Por otra parte, Ezzati recordó a la Vicaría de la Solidaridad por su rol en defensa de los Derechos Humanos durante la cruenta dictadura de Augusto Pinochet. El arzobispo dijo que “era casi el único espacio donde la verdad de los hechos podría ser compartida y proclamada, más allá del círculo de los afectados”.

“Deseamos que la verdad respecto de tan graves violaciones a los derechos humanos sea esclarecida por completo. Como dice el Evangelio, la verdad nos hará libres”, agregó.

El cardenal también puso en relevancia la figura de Carmen Gloria Quintana, milagrosa sobreviviente del ataque de los militares. En relación a ello dijo que “ha contribuido a pedir justicia para ella y para otras personas cuyos derechos humanos han sido violados”.

“Quisiera destacar su testimonio de vida. En ese momento, muchas personas se movilizaron conmovidas por su caso, y eso merece ser recordado como expresión de solidaridad cristiana. Ella salió adelante”.

Cabe destacar que en el marco del Caso Quemados, siete exmilitares serán formalizados por el Juez Mario Carroza, luego que se develaran nuevos antecedentes del caso.