Humberto Oviedo A1

El Comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, hizo frente a los cuestionamientos que recibió durante su asistencia a la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, que también contó con la presencia del ministro de la cartera, José Antonio Gómez. En la instancia, que sigue sesionando, se abordó el proyecto que busca degradar a los militares que hayan cometido violaciones a los derechos humanos, y al rol del Ejército en la búsqueda de la justicia.

En ese sentido, el comandante dijo que “el Ejército no tiene ni ampara ningún pacto de silencio(…) no podría, ni por ética, decir y poder confirmar que nosotros albergamos pactos o amparamos pactos de silencio al Interior del Ejército”.

“Si alguna persona que está en retiro tiene por su defensa la opción de guardar silencio, esa es una opción particular y personal que permite la justicia. Pero nosotros como Ejército no tenemos pactos de silencio ni tampoco los vamos a permitir”, aseguró la autoridad militar.

En esa misma línea, agregó además que la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) no era un organismo dependiente del Ejército, y precisó que su ex jefe, Manuel Contreras, no fue honrado en ningún sentido por dicho organismo, tras morir el pasado viernes en el Hospital Militar.

Sobre este mismo tema señaló que cualquier persona que esté condenada y a cargo de un centro penitenciario en Chile puede ser llevado a dicho centro de salud, por un tema de “humanidad”.

Por su parte, el ministro José Antonio Gómez, reafirmó que no existen pactos de silencio en el Ejército y que como Gobierno, siempre tendrán un compromiso con la verdad y la justicia.

Recordemos que el debate sobre el asunto se reabrió luego de que el ex conscripto, Fernando Guzmán, entregara nuevos antecedentes sobre el caso Quemados, asegurando que se le obligó a guardar silencio, sobre lo que realmente ocurrió en julio del 86, donde Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas De Negri fueron quemados vivos por los militares.