cortesvilla

El ex presidente de la Fundación Pinochet, general (r) Luis Cortés Villa, se refirió al suicidio de su par Hernán Ramírez Rurange, condenado a 20 años de cárcel por el asesinato del ex químico de la Dina, Eugenio Berríos, y a lo que -según dijo- viene siendo un trato injusto hacia los uniformados.

“Una noticia como ésta siempre impacta. Es tremendamente doloroso, porque nos conocimos”, relató el ex uniformado a Radio Cooperativa.

“Nos conocimos en actividad, conozco a su familia, lo veía pasar todos los días caminando, con una mirada perdida, con una sensación de caminar sin saber a dónde”, agregó.

A propósito de la muerte del “Mamo” Contreras, acontecida el viernes de la semana en medio de los más de 500 años de cárcel a los que estaba condenado por violaciones a los Derechos Humanos, Cortés Villa planteó que “no sé si en esta oportunidad van a salir a las calles a derramar champaña y a celebrar… Que sigan celebrando, que sigan disfrutando, pero todo esto tiene un límite, y el límite nuestro es cada día más terrible, más doloroso”.

“La familia militar está muy choqueada, muy tocada. No sabemos hasta cuándo va a seguir esto, cuándo va a parar… Realmente no es empezar a polemizar ni mucho menos, pero la sociedad, los políticos, la Justicia, ¿no deberían ponerle un atajo a esto? O sea, ¡no somos asesinos!”, espetó.