MADSEN EFE

Un homenaje a través de un recorrido audiovisual por las interpretaciones más reconocidas del actor estadounidense Michael Madsen marcó hoy el inicio de la XI edición del Festival Internacional de Cine de Santiago (SANFIC), que se realizará hasta el próximo 30 de agosto.

“Agradezco a todas las personas que hicieron posible este festival, me siento muy honrado de estar acá y estoy apenado por no hablar su idioma de manera fluida, que se debe a mi falta de educación, porque me bendijeron con el talento actoral pero no con la educación”, sostuvo Madsen al recibir un galardón por su trayectoria.

El homenaje partió con la aclamada escena de “Reservoir Dogs” donde Madsen, interpretando al sádico Señor Rubio, disfruta de la tortura cortándole la oreja a un policía y continuó con proyecciones de sus actuaciones en “Kill Bill” y “Donnie Brasco”.

Asimismo, en la proyección audiovisual quedó demostrada la calidad actoral del estadounidense, por la capacidad para interpretar a diversos estilos, donde se contrastó su vasta carrera de personajes “malos” con su actuación en “Free Willy”.

“Me gusta hacer películas y han sido mi vida, así que estoy muy agradecido de eso”, agregó Madsen, el invitado especial del SANFIC 11, conocido por su participación en películas de Tarantino.

La inauguración de la nueva edición del festival se realizó al más puro estilo de Hollywood con una alfombra roja, donde desfilaron decenas de actores nacionales e invitados del mundo audiovisual, y también contó con el estreno de la película italiana Mia Madre, de Nanni Moretti.

Por su parte, el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, dijo en el estreno del evento que “el SANFIC ha logrado conquistar a un público que lo espera cada año lo cual es un logro no menor y además este festival ha ido trabajando para configurarse como un lugar de encuentro y formación para los realizadores chilenos y latinoamericanos”.

Y también destacó que “la cinematografía está en un muy buen momento y estamos muy contentos de ser parte de todo esto. Además, esto de ser parte nos hace pensar en cuanto más queremos y podemos proyectar nuestra producción internacionalmente y consolidarnos en el ámbito audiovisual internacional en el mediano plazo”.

Durante la undécima edición del Santiago Festival Internacional de Cine, se presentarán 96 películas de más de 20 países, incluyendo 22 estrenos latinoamericanos, 11 premieres mundiales y 38 locales.

El certamen contará con dos competencias de largometrajes, una internacional y otra de cine chileno, que están integradas por 10 y 8 títulos respectivamente, y una de cortometrajes, denominada, Talento Nacional.