Pinochet Youtube

El senador Juan Pablo Letelier aseguró que “se confirma la responsabilidad” del dictador Augusto Pinochet en la muerte de su padre y ex canciller, Orlando Letelier, asesinado en Washington el 21 de septiembre 1976 junto a su secretaria Ronni Moffitt, producto de una bomba activada por control remoto y que fue colocada debajo del automóvil que utilizaban.

En conversación con T13, Letelier sostuvo que revisó algunos de los 250 documentos de importancia que el gobierno de Estados Unidos le entregó a Chile sobre este tema y que el propio canciller Heraldo Muñoz se los hizo llegar por medio de un pendrive.

En ese sentido el parlamentario socialista aclaró que “yo solo he visto uno de los documentos de valor… Uno donde el secretario de Estado norteamericano informa que hay un documento concluyente de la CIA sobre la responsabilidad de Pinochet, donde él ordenó el asesinato de mi padre, primera vez que hay documentos que evidencien eso”.

Por otra parte Letelier reveló un dato sabroso respecto a la trágica muerte de su padre y que dice relación con las maniobras que realizó Pinochet para tapar su responsabilidad en el caso, incluso tomando en consideración la idea de exterminar al ex director de la DINA, Manuel “Mamo” Contreras.

“Surge un tercer elemento en la predisposición de Pinochet de defender su responsabilidad. Se plantea algo que es una arista nueva, su predisposición incluso de eliminar a Manuel Contreras para evitar que Contreras hablara (…) eliminar en sentido físico”, sostuvo el economista.

Por su parte el ex diputado avisó que es posible que surjan nuevos nombres con respecto a sujetos que trabajaron en tapar el asesinato, como por ejemplo el ex alcalde de Providencia, Cristián Labbé.

“Se va a confirmar y probablemente va a surgir la evidencia de la responsabilidad de Pinochet y también de gente que no está, que está muerta (…) Es probable que Armando Fernández Larios reaparezca en estos documentos (…) y posiblemente surjan antecedentes de personas que están vivas y que tuvieron participación no en la orden y la ejecución del crimen, sino en el encubrimiento. Muchos sospechan que aparecerá el nombre de Cristián Labbé de nuevo”, precisó.

El hecho trajo a colación las prácticas habituales que sucedían a cada instante en la famosa trilogía de El Padrino, donde todo valía con tal de imponerse en una ambiente lleno de mafia, trucherías, drogas y negocios.