jocelynholt

El historiador y ensayista Alfredo Jocelyn-Holt defendió en carta a La Segunda su versión, expuesta en su último libro “La escuela tomada”, acerca de que el abogado y actual decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Davor Harasic, plagió unos párrafos incluidos en el libro “Transparencia en la administración pública”.

Todo partió cuando el jueves de la semana pasada el medio mencionado publicó un extracto del trabajo de Jocelyn-Holt en el que refiere que: “Harasic no abre comillas, no cita, simplemente reproduce, con muy pocas variaciones (…) sería conveniente que el profesor Harasic explique este alcance que, de lo contrario, se presta para todo tipo de dudas”.

Según explicó el vespertino, el asunto, detallado en las páginas 202 y 203, alude al artículo del abogado “Historia de la consagración del derecho fundamental de acceso a la información pública en Chile, contenido en el libro “Transparencia en la administración pública”

Jocelyn-Holt asegura que Harasic reprodujo con nulas variaciones un trabajo anterior de Cristóbal Tello, Marcela Cerna y Andres Pavón.

 

Al día siguiente, en carta a La Segunda, Tello y Pavón, indicaron que se trató de un ponencia que realizó Harasic en 2009 en su condición de director de Chile Transparente.

Agregaron que esa ponencia fue incluida en un libro, pero que fue con la respectiva autorización de ellos mismo y de Cerna, la otra autora del trabajo que realizaron para Chile Transparente.

Es más, en la misma carta, indican que el asunto quedó debidamente consignado por Harasic en los pie de página.

Este lunes, por la misma vía que las personas mencionadas con anterioridad, Jocelyn-Holt expresa, a diferencia de Tello y Pavón, que “Harasic sólo señala ahí que se basó en tales trabajos, aun cuando 14 párrafos fueron burdamente calcados con insignificantes cambios, sin comillas ni citas”.

“Que los autores no se sientan agraviados (eran subordinados del entonces director de Chile Transparente) no desmiente una falta grave contra la buena fe y el interés público general, lo mismo por lo que Harasic, actual decano, acusara a Roberto Nahum, su antecesor, obligándolo a renunciar”.