pedro-garcia

La directora del Servicio de Salud Metropolitano Oriente (SSMO), Andrea Solís, abordó la acusación que realizó el ex ministro de Ricardo Lagos, Pedro García, en torno a que habría perdido el cargo de coordinador del Salvador-Geriátrico que obtuvo por concurso, por el simple hecho de estar a favor de las concesiones.

En conversación con el diario La Segunda, Solís manifestó que “al doctor le iba a resultar difícil hacer su trabajo. El proyecto se iba a enlentecer”.

La cabeza de la SSMO explicó que si bien ella llamó a García para ofrecerle el puesto a honorarios, después “al empezar a reunir información veo que su nombramiento genera sensibilidades. No me refiero a presiones, porque nadie hizo eso. Entonces concluyo que el trabajo se le iba a hacer difícil, el proceso de traslado de instalaciones del hospital se iba a enlentecer y por eso me volví a comunicar con él (para echar pie atrás a la contratación). Fue una decisión mía y completamente local”.

Cabe decir que ayer García acusó que ganó el concurso en el servicio civil para Coordinador del Proyecto El Salvador-Geriátrico, sin embargo al rato después se lo arrebataron por pensar a favor de las concesiones. Lo peor de todo es que ya había renunciado como Director de Salud de la Corporación de Desarrollo de La Reina, así que se quedó cesante en ese momento.

El ex secretario de Estado explicó que el mismo día (13 de octubre) que le habían dado la buena noticia de haber quedado en el cargo “me vuelve a llamar la directora del SSMO para informarme con evidente angustia que algunos dirigentes gremiales encabezados por la dirigente comunista Karen Palma, del Instituto Nacional del Tórax, habían exigido, amenazando con medidas de fuerza, que yo no podía asumir dicho cargo por ser quien fomentó el uso del mecanismo de concesión para construir dichos hospitales, entre otras injustas e injustificadas argumentaciones. La evidencia ha mostrado que esos centros no han podido construirse bajo los mecanismos tradicionales de financiamiento”.

“lo lamentable y lo que más afligía a la directora, fue que esa posición de fuerza y presión de estos gremios fue avalada por la Subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo, ex compañera de curso y ferviente opositora al mecanismo de concesiones en salud”, disparó.

“He decidido denunciar estas acciones matonescas y vengativas… estas son persecuciones propias de regímenes autoritarios o extremadamente débiles. tiendo a creer que el actual, al menos en salud, es una combinación de ambos”, cerró.

Por otra parte Palma anunció este miércoles que entre los dirigentes del Salvador realizarán una asamblea para “resolver los pasos a seguir” tras la denuncia de García.