LUIS-DIMAS

El reconocido cantante Luis Dimas desclasificó la amistad “por interés” que mantuvo con el ex agente de la CNI Álvaro Corbálan en plena dictadura de Pinochet, y de paso contó cómo fueron los carretes que se mandó en esa época marcada por drogas, rock and roll y puterío.

En conversación con “#Hashtag”, el programa de Nicolás Copano en radio La Clave, Luchito Dimas de lleno se apura en aclarar que no tuvo nada que ver con todos los actos inhumanos que sucedieron en la dictadura de Pinochet, ya que “yo me fui de Chile en 1970 y volví en 1984, en esos tiempos la dictadura estaba en pleno auge, pero yo no tuve nada que ver, nunca apoye a nadie”.

Pese a esto, la autocrítica del artista pasa por que “tomé una posición cómoda, ‘como no estoy metido aquí y acá y estos gallos están dando buena plata, me hice el hueón’”.

El Rey del Twist hace memoria y destaca que lo único bueno de la época de la dictadura fue que “había un pan y circo para las figuras nacionales”.

Precisó que “el artista nacional cobraba casi lo mismo que el extranjero, yo cobraba lo equivalente a dos millones de pesos”. Acto seguido se le vino a la memoria que en esos tiempos “era descarado el puterío, había mucha plata fácil”.

El cantante de “Señorita Desconocida” reveló que en los pedazos de carretes que se mandó en dictadura “hubo rock and roll, hubo drogas, me ‘falopeé’, pero tuve la suerte de quererme tanto, que para mí fue más importante cuidarme, no tomar, no fumar y no falopear que seguir con esa carrera que ha matado a tantos”.

Dimas de verdad se sintió conversando a calzón quitado con Copano, tanto así que confesó que en un determinado momento soltó algunas lucas por sexo: “cuando eres viejo, cuando no eres el ídolo juvenil y no eres tan ‘encachado’ y te gusta una dama, de repente pagas y yo pagué”.

Al ser consultado por una posible amistad con el ex agente de la CNI, Álvaro Corbalán, el hincha acérrimo de Palestino se sinceró y admitió que “nunca he ido a ver a Alvaro Corbalán a prisión y para ser franco, yo con Corbalán tuve una amistad por interés porque yo quería volver a ‘pegar’ en Chile y ellos estaban de moda“.

“Tenían tanto poder que dije que ‘voy a estar bien con estos compadres’ y eso fue a lo mejor mi falta, pero a su vez nunca tuve enemigos con la izquierda o con la dictadura”, cerró el intérprete de “Me Recordarás”.