Francisca Valenzuela

Con más de 30 bandas de toda la región, intervenciones artísticas, y mucho sol, el Festival Frontera transformó a la capital en el punto de encuentro de las artes y la música de latinoamérica.

El certamen, que arrancó un poco después del mediodía con bandas locales, celebró su tercera edición con tres escenarios y dos carpas, que acogieron simultáneamente a músicos de todos los países de la región, en un encuentro que tal como lo calificó la organización, es “el festival latinoamericano de las artes y música”.

Los exponentes chilenos, como la banda de funk “Los Tetas”, la cantautora de electropop y ganadora el pasado 2011 del Premio de la Música Independiente en España, “Javiera Mena”, y la agrupación insigne de la “Nueva Canción Chilena”, uno de los movimientos musicales más importantes en la historia de Chile, “Inti Illimani”, fueron las bandas australes preferidas por los asistentes al evento.

frontera 2015

A diferencia de otros festivales que se realizan en Santiago, los asistentes llegaron muy temprano para ver a bandas como la del trovador local y uno de los grandes exponentes del rock folk del país, Nano Stern.

La celebración del festival que se desarrolló en el parque O’Higgins, fue adornada con marionetas gigantes que se desplazaron entre el público que disfrutó de la música y que tuvo que soportar las altas temperaturas que abrazaron a Santiago.

Frontera 2015

El resto de latinoamérica también se hizo presente en el Festival Frontera. Los brasileños que mezclan el reggae con la música tradicional del país del Amazonas, Natiruts, hizo danzar a los presentes con canciones como “Sorri, Sou Rei”, “Quiro Ser Feliz Tambem” y “Groove Bom”.

Natiruts

Desde Argentina, el quinteto electropop, “Miranda!”, el rock fusión de “Ciro y Los Persa”, y una de las bandas más reconocidas en el continente por sus letras contestatarias contra el sistema político, la sociedad y el consumo, “Bersuit Vergarabat”, trajeron a Chile los sonidos del país atlántico.

También actuaron el cuarteto ecuatoriano que hace hip-hop fusión, Munn, y los rockeros mexicanos PXNDX, que justificaron todas las banderas de los países de la región que se vieron entre los asistentes al festival.

De igual forma, el resto del mundo también aportó una cuota de sonoridad, porque el exintegrante de los legendarios norteamericanos “Cypress Hill”, B-Real, la banda californiana, Chicano Batman, el madrileño Fyahbwoy, y los catalanes, La Pegatina, ayudaron para transformar el festival, en un encuentro cosmopolita.

B-Real