meoa6

“Deja que los perros ladren, es señal de que vamos avanzando” es una frase que algunos le han atribuido al Quijote pese a que estrictamente el manchego no profirió esas palabras a su fiel escudero, el labrador Sancho Panza.

Pero más allá del origen semántico de esa sentencia, lo cierto es que un tono similar ocupó Marco Enríquez-Ominami para referir el análisis que hizo el sociólogo Eugenio Tironi a propósito de su situación y la de Giorgio Jackson, luego de los resultados que ayer publicó la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP).

“Cuando el lobbista Eugenio Tironi critica tu accionar es señal de que vas por buen camino”, escribió ME-O en su cuenta de Twitter.

En La Segunda, Tironi opinó que la alta valoración de Jackson se debe a que es mateo, hace la pega, en definitiva “se pone el overol”.

Ocupando esos calificativos, el ideólogo de la campaña del “NO” explicitó que el ex líder estudiantil “es el anti ME-O, porque Marco es quien no trabaja, viaja, está solo para la foto, que es astuto pero no es consistente, que cree en él, pero no en las instituciones”.

De acuerdo a los resultados de la encuesta CEP tomada en terreno en el mes de noviembre, Giorgio Jackson se transformó en el político mejor evaluado por los chilenos con un 44%. ME-O, en tanto, perdió ese privilegio para retroceder al octavo lugar, esto luego de caer 9 puntos para quedar con un 33%.

En palabras del coordinador del CEP, Ricardo González, a Enríquez-Ominami le golpeó el hecho de estar involucrado en el caso SQM luego de que su ex brazo derecho, Cristián Warner, recibiera pagos desde la filial Salar por unos 362 millones de pesos.

En un carta publicada en su Facebook, ME-O, que el lunes declaró como imputado en la causa, dijo que “nadie dijo que sería fácil construir un partido y un movimiento dispuesto a remecer y cuestionar las forma en que se reparte el poder en Chile. Han sido días intensos y duros, pero alimentan con más fuerza mi deseo de cambio para Chile. Tampoco fue fácil competir con campañas de millonarios o contra la desconfianza hacia quienes proponen miradas diferentes y más audaces para un Chile justo”.