penta 01

A casi un año y medio del surgimiento de la arista política del denominado caso Penta, el escenario del holding que controlaba Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín vive momentos críticos y según sus propios integrantes va derechito a la disolución.

Tras el escándalo público que generaron los líos judiciales, el holding debió vender a mitad del año pasado el total de sus negocios al Banco de Chile y Security, generando cerca de 950 millones de dólares. El banco del clan Luksic se quedó con la cartera de crédito y Security hizo lo propio con la banca privada, grupo donde se incluye a la corredora de Bolsa y la Administradoras General de Fondos (AGF).

Con la fuga de clientes, la sociedades llegaron incluso a números rojos y se despidió a cerca de 200 personas, según revela un artículo del Diario Financiero. Según fuentes citadas desde el interior el banco, la entidad hoy tiene sólo a las personas necesarias trabajando “hasta que la Superintendencia ya puede cesar sus actividades, pero la realidad es que el banco está en proceso de disolución”.

Según el medio, el resultado atribuible a los controladores del banco en noviembre de 2015 llegó a una pérdida de 10.138 millones de pesos, bastante lejos de los 4.073 millones de utilidad que tuvieron a fines de 2013, antes que estallara el caso.

Dentro de las empresas, Penta Corredores de Bolsa es una de las más afectadas, ya que sus montos transados han disminuido drásticamente. Mientras en 2013 los montos transados en la Bolsa de Comercio de Santiago llegaron a los $ 1,1 billones, lo que representa aproximádamente el 3% de participación de mercado, en 2015 cerró con $ 234 mil millones, ni siquiera llegando al 1%.

A su vez, en septiembre de 2013 los ingresos de la corredora fueron de $ 3.365 millones y dos años después bajaron a $ 937 millones. Por último, la AGF es una de las menos deterioradas, teniendo una pérdida de patrimonio administrado del 23% en total.

De esa forma, fuentes del mercado dicen que solo se mantiene actualmente operando con ellos personas cercanas al grupo, ya que la mayoría de las instituciones dejaron de participar con ellos.