LAS RESPUESTAS DE LOS TUITEROS