bacheletmami

El café debió tener un sabor más dulce y la marraqueta una textura más crujiente esta mañana para la Presidenta Michelle Bachelet si es que en medio de sus vacaciones en el lago Caburgua se enteró de las buenas nuevas que trajo la encuesta Adimark del mes de enero.

Pese a que los números están lejos del 54% que tenía cuando asumió por segunda oportunidad la primera magistratura del país, el primer mes del año 2016 significó, en los hechos, la tercera alza más importante en el nivel de apoyo de este mandato.

De acuerdo a lo que informa el estudio que dirige Roberto Méndez, la aprobación a la Jefa de Estado pasó del 24% que tenía en diciembre a un 28%. El rechazo, en tanto, experimentó un retroceso aún más significativo; vale decir de 71% bajó a 64%.

El alza en el nivel de respaldo a la Mandataria sólo se compara con el salto que se pegó hace exactamente 12 meses (mismo 4 puntos), y el de octubre de este año, cuando subió de 25% a 29%.

Otro aspecto positivo para la conducción de Bachelet que arroja la encuesta es que seis de los siete atributos presidenciales que se miden presentaron leves variaciones positivas.

El más preciado es “Cuenta con capacidad para solucionar los problemas del país” con un 52% de aprobación, seguido de “Cuenta con capacidad para enfrentar situaciones de crisis”, con 47%. El atributo que presenta el mayor incremento es “Cuenta con liderazgo”, ítem que aumentó ocho puntos, de 36 a 44%-

“Es creíble” y “Le genera confianza” continúan siendo los peores evaluados.

El aumento en la aprobación a Bachelet también se vio reflejado en el gobierno, que subió de 22% a 25%. El rechazo del Ejecutivo además cayó tres puntos, de 75 a 72%.

Por el lado del gabinete, la titular del Sernam, Claudia Pascual, sigue con la mejor evaluación, esto pese a que junto con su par de Salud, Carmen Castillo, fueron los únicos ministros que bajaron su apoyo.

Respecto de las áreas de gestión, Relaciones Internacionales sigue al tope, aunque la noticia del mes es que la Educación se ubicó en segundo lugar con un salto de 10 puntos (31 a 41%).

Este último dato es significativo, pues explica en parte el aumento en la aprobación de Bachelet, ya que la gratuidad fue bien recibida, “especialmente por los relativamente más pobres, independiente de la posición política”, precisa Adimark.

Sobre los hechos que marcaron el inicio del año, cuando se tomó la muestra en terreno, destacan entre otros la formalización de la nuera de Bachelet, Natalia Compagnon, en el caso Caval, y el vínculo de Pablo Longueira en el caso SQM.