09 DE MARZO de 2016 /VALPARAISO  Patricio Walker en la testera  en   la discusión  del proyecto que moderniza el sistema de relaciones laborales, introduciendo modificaciones en el Código del Trabajo en el Senado. . FOTO : PABLO OVALLE ISASMENDI/ AGENCIAUNO

Tras la votación del jueves en la sala del Senado, donde se rechazó la obligatoriedad de la negociación del empleador con sindicatos interempresa, el presidente de la instancia, Patricio Walker, se refirió a la discusión de la reforma laboral dentro del oficialismo, advirtiendo que existen diferencias entre los ministros Rodrigo Valdés (Hacienda), Nicolás Eyzaguirre (Segpres) y Ximena Rincón (Trabajo).

Ante esto, sentenció que “sería bueno que el gobierno tuviera una sola postura, un criterio único”, según publica hoy El Mercurio.

Respecto a la reacción de la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, de gritarle “cobarde” luego que este desalojara la sala en plena votación del proyecto el jueves, Walker insiste en que se trata de una estrategia política que busca la reelección de la dirigenta para la presidencia de la multigremial. “Parece que quería aparecer en la TV de cualquier forma”, señaló.

Tras dos días de debate, dicho proyecto de ley fue aprobado por la Sala del Senado el jueves pasado. Esto, con cambios al texto que los diputados, los cuales fueron rechazados por los diputados, quienes esperan reponer estos puntos en el tercer trámite del documento, en la Comisión del Trabajo de la Cámara de Diputados.

Por su lado, el Senado aprobó las principales indicaciones como la prohibición del reemplazo durante una huelga legal y la titularidad sindical, siendo estos los puntos que complican a los diputados.